lunes, 21 mayo 2018
13:29
h. Última Actualización

Catástrofe sanitaria 5

31 ene 2018 / 00:01

    Analizando la marabunta política que arrasó con el Instituto Nacional de Higiene y Medicina Tropical Dr. Leopoldo Izquieta Pérez (Inhlip), les recordaré que allí se elaboraba una excelente vacuna antirrábica.

    La jefa de producción de la vacuna antirrábica del Instituto Pasteur, visitando Guayaquil, pidió que se la llevase al suburbio, en donde un perro callejero la mordió, sin ser capturado.

    Ante este contratiempo, no tuvo otra alternativa que inyectarse diariamente nuestra vacuna en la que no confiaba; sin embargo, se la aplicó a lo largo de su recorrido. Llegando a París se hizo la determinación de anticuerpos generados por la vacuna y el título neutralizante encontrado fue de 125, el más alto detectado en este tipo de productos, por lo cual felicitaba al Inhlip y en particular a la Dra. Rosario Zambrano de Dávila, jefa de Producción de dicho biológico. Se acabó el instituto y se terminó la producción de la vacuna.

    Por otra parte, los medicamentos que se utilizaban en el Ecuador eran analizados integralmente en el Departamento de Registro Sanitario del Inhlip, bajo la dirección Dra. Elvira Marchán Castro y así los ecuatorianos tenían la confianza absoluta en la calidad de los productos que se les prescribían. Es verdad que en esa época la demanda de servicios superaba a la oferta, por falta de equipos, personal y presupuesto; pero los estudios se hacían de manera altamente profesional con los recursos con los que se contaba.

    Posteriormente, se aprobó el registro documental que no garantiza absolutamente nada en materia de calidad, tan es así que países serios y responsables como los EE. UU., Argentina, Brasil, Colombia, México y otros, jamás han aceptado el registro documental y al contrario, realizan el análisis completo, incluyendo en muchos casos la biodisponibilidad “in vivo”, para de esta manera tener la garantía absoluta de que la fórmula declarada en la etiqueta es exactamente la que corresponde al producto que será comercializado.

    Esperamos que alguna vez vuelva la cordura al Ecuador y se restablezca el Registro Sanitario Integral.

    Y sigo andando...

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA