viernes, 25 mayo 2018
18:41
h. Última Actualización

Catástrofe sanitaria 2

10 ene 2018 / 00:01

    Debo protestar contra los perversos y falsos “gurús” de la educación superior que en el Ecuador implantaron líneas de cambio catastróficas, creando un sistema educativo retrógrado, esclavizante y sectario, para mantener el proyecto político de un Estado paternalista, donde desaparecerían las libertades, volviéndose totalitario y comandado bajo una égida marxista que se pretendía resucitar, cuando históricamente era cadavérica, dejándonos en calidad de rezagos, estructuras en estado de degradación y miseria.

    La funesta década de don Rafael asestó un golpe de gracia a la Medicina ecuatoriana, toda vez que utilizando al MSP (¿?) se bloquearon las organizaciones clasistas tales como los colegios médicos y la Federación Médica Ecuatoriana, desde donde se luchaba a favor y en defensa de la clase médica y se organizaban eventos para mejorar y completar conocimientos y experiencias. La línea asistencial a nivel hospitalario estaba constituida por los tres niveles ya conocidos universalmente: el primero dado por los internos y posgradistas en fase de formación y capacitación; el segundo, constituido por los médicos de base con mejor nivel de destrezas y conocimientos; y el tercero, conformado por los médicos de mayor impacto, los “cabezas blancas”, que organizaban y administraban sus servicios transmitiendo su experiencia a los integrantes de los dos primeros.

    Al primer nivel se lo suprimió de un plumazo eliminando los posgrados y a los médicos de experiencia se los canceló de una manera vil y miserable, colocando una lista al lado del reloj que servía para registrar la asistencia al trabajo cuyo encabezado rezaba: “Listado de personas que ya no laboran en este hospital”. No recibieron ni siquiera por elemental cortesía, una esquela agradeciendo sus servicios.

    Dentro del listado de barbaridades causadas por el MSP tenemos la compra de ambulancias que tenían al parecer aspecto de furgonetas disfrazadas, que modernas y adecuadamente equipadas, debieron adquirirse a excelentes precios, por intermedio de la Central de Compras de la OPS.

    Y sigo andando...

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA