jueves, 24 mayo 2018
18:06
h. Última Actualización

Cambio radical en la economía

17 may 2018 / 00:00

    El presidente de la República provocó la crisis total de su gabinete solicitando a todos los ministros su renuncia. Ha ido conformando el nuevo gabinete poco a poco y ha anunciado que antes del 24 de mayo, fecha en la cual se cumple un año del ejercicio presidencial de Moreno, estarán en funciones los nuevos ministros. Pero si demora o no en reorganizar su equipo de gobierno, lo importante es que acierte en las nuevas designaciones y no vuelva a cometer un disparate, como fue el de designar ministra de Finanzas a María Elsa Viteri, vetada por los organismos internacionales de crédito.

    La economía del país quedó quebrada cuando Correa se fue diciendo que había dejado la mesa servida y ese servicio fue una bomba de tiempo que no ha demorado en estallar.

    Moreno tiene en sus manos dos gravísimos asuntos: la reactivación económica y la seguridad exterior e interior en el país. Para el primer caso es posible que recurra a las fuentes de organismos internacionales de crédito, porque todas las opciones internas han sido copadas y en el exterior apenas hay pocas posibilidades de obtener los recursos. Si Moreno recurre a esos organismos internacionales y en primer término al Fondo Monetario Internacional, tendrá que aceptar medidas de ajuste que pueden ser muy radicales y que tal vez no solucionen los problemas estructurales de la economía ecuatoriana. El FMI no entrega créditos si los gobiernos no aceptan las medidas de ajuste que considera indispensables para la reactivación de la economía, y que suelen ser muy duras, especialmente en el aspecto social. Moreno, sin embargo, ha manifestado que no caerá sobre el segmento popular ninguna medida de ajuste, pero eso es un buen deseo siempre difícil de cumplir.

    Ojalá el nuevo ministro de Finanzas, que ha presidido la Cámara de Industrias y Producción de Pichincha, acierte con la exposición de un programa para la reactivación económica que sea verdaderamente eficaz y que no grave de manera excesiva al pueblo ecuatoriano con nuevas imposiciones.

    Esperamos pocos días para saber a ciencia cierta cómo irán los dos problemas: el de la reactivación económica, que recién puede empezar, y el de seguridad exterior e interna, que ya tiene titulares, encargados ambos de ese tema vital para el país.

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA