martes, 27 junio 2017
07:30
h. Última Actualización

Buen vivir

26 feb 2017 / 00:00

    Lema del actual Gobierno, surgió como el resto de las políticas públicas de la equivocada ideología del Estado planificador de la vida de los ciudadanos. Para inmiscuirse en ella se crearon muchos organismos; intelectuales e historiadores se pasaron escribiendo en medios públicos y libros publicados por ministerios, sobre las bondades del Buen vivir, y vilipendiando al sector empresarial.

    Un buen historiador debe estar informado de cuáles fueron los factores que hicieron progresar a la raza humana desde los albores de la humanidad. Ellos niegan la historia descaradamente al afirmar que solo el Estado puede crear riqueza, mano de obra, educación, salud, etc.

    Desde el hombre de Neanderthal, hace más de 100.000 años hasta hoy, son las personas las que han encontrado respuestas a vivir mejor, no fueron ordenadas por el gobernante. Las grandes revoluciones económicas, comenzando por la Agrícola, 10.000 años antes de Cristo; las Industriales, primera (Reino Unido) y posteriores (Alemania y EE. UU.), se deben a la iniciativa privada. El Estado empezó a tener un rol en la economía alrededor de un siglo atrás.

    Sería bueno que los intelectuales e historiadores gobiernistas revisaran los presupuestos con los que en sus dos períodos administró el país Eloy Alfaro, ídolo del partido AP y de todos los que están vinculados con el Gobierno. El promedio anual fue de cerca de 5 millones de dólares de esa fecha. Los de gobiernos liberales posteriores, 7 millones. ¿Cómo pudo Alfaro hacer tanto con tan poco? Trabajó estrechamente con los empresarios guayaquileños. En lugar de administrar el negocio de sales, lo concesionó al sector privado y en lugar de administrar el puerto de Guayaquil, también lo concesionó. Fue el primer gobierno en privatizar actividades públicas. Alfaro públicamente expresó que el Estado era pésimo administrador; más de un siglo después este pensamiento sigue válido.

    Las universidades deberían hacer un estudio para saber los resultados que hubiera logrado un gobierno no burocrático ni autoritario con los más de 300.000 millones de dólares recibidos por el actual Gobierno.

    colaboradores@granasa.com.ec

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA