miércoles, 22 noviembre 2017
21:44
h. Última Actualización

Abandono del cargo

16 ene 2017 / 00:00

    Ya está. Pese a que Maduro sigue en su puesto, la Asamblea Legislativa declaró el abandono del cargo. No es cierto, pero es la única salida para deshacerse de semejante plaga. En cambio aquí, el presidente -con el pretexto de cumplir primordialmente una agenda personal (no la del país)- sí abandonó el cargo y como nunca antes, encargó la vicepresidencia. Hoy el país es gobernado por una ilustre desconocida que nadie eligió para hacerlo.

    La principal característica del sistema presidencial es ser electivo. El pueblo elige sus gobernantes (Ramiro Larrea, Derecho Político, 2011). No se los designa a dedo. Así sea “el viaje”. Fíjense: primero a Nueva York a recibir sus condecoraciones, según palabras propias. Es que él es “académico”. También a presidir el G-77. ¿Cómo? ¿Olvidan que solo es presidente hasta mayo? Ya. Había que tener una justificación de peso para dejar botado el país. Luego sigue a Punta Cana. De ahí a Milán. “A - milanar” a los migrantes. Con los de EE.UU. mejor no meterse: están bastante cabreados luego de que “Long Oh Will” rechazara el TPS para evitar la deportación.

    Después sigue la farra en Génova (tenemos 10 años viendo sus “noches culturales”). Luego, Madrid, Haití, Francia, la querida Cuba y el remate final, bebiendo la deliciosa Quilmes en Argentina. Es decir, ¡goodbye gobierno! Decidió que el país puede marchar sin él.

    No se los cuento para que vean cómo le ha sacado el jugo al poder. No es noticia. Lo hago para ver si a alguien le pica el gusano de la indignación y presentan la petición de abandono del cargo como en Venezuela. No importa que el rebaño y la Corte la nieguen. Salven los muebles. Que quede para la historia que -por lo menos uno- tuvo el valor de hacer lo que el art. 145.5 de la Constitución permite. La razón salta a la vista: ya el país importa un bledo. El presidente abandonó el cargo para dedicarse a la “dolce vita” de viajero, anticipando sus largas vacaciones en Bélgica.

    ¿Qué eres bobo? No hermano. Yo también quiero ser presidente. Les cuento que voy a hacer una revolución y me la paso bomba. Y vienen por más. Joepato.

    Twitter:@DrRobertoLopez2

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA