martes, 19 septiembre 2017
01:02
h. Última Actualización

“La impunidad que vivimos es aterradora”

12 ago 2017 / 00:00

    Es lamentable e irreparable el grave daño que le ha infringido la corrupción sistémica a toda nuestra institucionalidad. Resulta desmoralizante que en sonados escándalos de corrupción, las investigaciones por tan vergonzosos episodios solo parecen avanzar hasta donde la justicia de otros países destapan las evidencias. Es muy preocupante ver que el escándalo de sobornos de Odebrecht en la lucha contra la corrupción no se hubiesen conocido, de no ser por los EE. UU. y Brasil. La impunidad en el Ecuador es aterradora, el descaro rampante y el contagio insospechado, es utilizado en forma inescrupulosa por los delincuentes de saco y corbata, para supuestamente ponerse a salvo.

    Eco. Mario Vargas Ochoa

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA