domingo, 17 diciembre 2017
12:11
h. Última Actualización

“La decadente política, una especie variopinta que tiende a crecer”

12 oct 2017 / 00:00

    a medida que los años transcurren y de manera paulatina pero constante, se ha venido instaurando en nuestro diario vivir, un despreciable estilo de hacer política, cuyas principales características son la mentira, el engaño, el insulto -que configuran la farsa-, que ofenden la inteligencia y se difunden desvergonzada e irrespetuosamente de boca de unos cuantos charlatanes de tarima, quienes repiten discursos, sin duda, preconcebidos por los verdaderos “autores intelectuales”, dueños de ocultos intereses que jamás podrían contribuir al progreso del país.

    Esa variopinta especie, que tiende a crecer, oportunamente y ya casi por costumbre, se ha dado en irrumpir en todos los ámbitos de la Patria, buscando imponer consignas o trasnochadas doctrinas, mismas que han sido desechadas por el raciocinio en las sociedades desarrolladas, en donde la decadencia no es un objetivo.

    Dentro del actual Gobierno, tenemos ciertos representantes que no fueron elegidos -para el cargo que ocupan- por votación popular, quienes emiten declaraciones contrarias al sentimiento de la gran mayoría de ecuatorianos, respecto a situaciones como la que atraviesa Venezuela, por dar un ejemplo.

    Nuestro Ecuador necesita hacer presencia positiva en el mundo, a través de portavoces que enaltezcan la verdad sobre la realidad que sienten y viven sus habitantes, único camino para lograr el apoyo y la inserción en el mundo civilizado.

    Leonardo Cueva Piedra

    TE RECOMENDAMOS
    A LA CARTA