sábado, 29 abril 2017
23:04
h. Última Actualización

El chavismo vuelve a reprimir a los opositores venezolanos

Fuertes disturbios en la marcha de ayer contra el Gobierno. Sube a tres el número de muertos en las manifestaciones. Maduro habla de las elecciones.

21 abr 2017 / 00:00

Agentes antimotines y manifestantes se enfrentaron ayer en un fuerte cruce de bombas lacrimógenas, piedras y cocteles molotov en Caracas, donde marcharon miles de opositores contra el Gobierno, luego de tres semanas de violentas protestas que dejan ocho muertos.

Un camión de la militarizada Guardia Nacional lanzó una batería de gases a los manifestantes en Chacaíto y en El Rosal, en vías de acceso a la estratégica autopista Francisco Fajardo, tras acudir en refuerzo de la policía y hacerlos retroceder, apoyados por blindados y camiones que tiran chorros de agua.

Varios parlamentarios opositores publicaron vídeos en la red social Twitter y denunciaron la “represión” por parte de las fuerzas de seguridad, específicamente en las zonas de El Paraíso y Santa Mónica.

“No me importa tragar gas, no me importa morir, pero tenemos que salir de esta mierda de gobierno asesino y represor”, dijo Natasha Borges, de 17 años, en medio del caos.

Un helicóptero de la policía sobrevolaba la zona. Barricadas de basura eran quemadas en distintos puntos y algunos destrozaron una valla publicitaria para usar los restos de trinchera. “Libertad”, pero también insultos, como “malditos” y “cobardes”, les gritaban a los efectivos policiales, protegidos con chalecos, cascos y escudos antimotines.

Los manifestantes opositores, que exigen elecciones generales, no han logrado llegar al centro de Caracas, bastión del chavismo, donde Maduro encabezó el miércoles una masiva concentración de sus seguidores.

“Cansancio hay, pero tenemos que echarle bolas (ponerle coraje). Yo estoy dispuesto a salir a la calle todos los días si hace falta”, declaró Aquiles Aldazoro, un universitario de 22 años, con una pancarta en que se leía: “El que no se mueve no escucha el ruido de sus cadenas”.

Lo mismo piensa Paula Navas, quien marcha contra el Gobierno en nombre de su hija Anhely, que murió hace una semana en un arruinado hospital sin los insumos para salvarla.

Desde primera hora de la mañana, con tanquetas y barreras metálicas, contingentes de policías y militares, Aquiles, Navas y miles opositores fueron desplegados en vías importantes de Caracas, donde el miércoles hubo disturbios.

En esa jornada murieron un adolescente de 17 años en Caracas y una joven de 23 en San Cristóbal (fronteriza con Colombia) y un militar en las afueras de la capital. También hubo saqueos en El Paraíso.

Según la ONG Foro Penal, además de las víctimas mortales, decenas resultaron heridos y suman más de 500 detenidos en total con las marchas anteriores.

La ola de protesta se desató el 1 de abril, tras sentencias del máximo tribunal electoral, que retiró la inmunidad a los diputados y se adjudicó las funciones del Parlamento, único poder público controlado por la oposición.

La Unión Europea condena los actos de violencia y llamó a una “desescalada” del conflicto. Amnistía Internacional alertó por la “represión” y el presidente argentino Mauricio Macri lamentó “que no se haya atendido el pedido de la región de garantizar” marchas pacíficas.

La Casa Blanca también expresó su “preocupación” por que el gobierno de Maduro “no deja que se escuche la voz de la oposición”. La canciller Delcy Rodríguez calificó las declaraciones de Estados Unidos de “intervencionismo”.

Maduro dice querer pronto elecciones para derrotar a la oposición. Las de gobernadores debieron realizarse en 2016, pero feron suspendidas y aún no tienen fecha, las de alcaldes están pautados para este año y las presidenciales para diciembre de 2018.

El Gobierno decomisa la planta de GM

General Motors (GM) cesó sus operaciones en Venezuela y despidió a 2.678 empleados, luego de que el Gobierno le confiscó una planta en ese país aquejado por una explosiva crisis política y económica.

El miércoles, la fábrica fue “inesperadamente tomada por las autoridades venezolanas”, informó la compañía a través de un correo electrónico.

GM “rechaza enfáticamente las medidas arbitrarias tomadas e iniciará acciones legales, dentro y fuera de Venezuela”, indicó la empresa en un comunicado. Funcionarios de EE. UU. reaccionaron ante la medida indicando que “están revisando la confiscación de activos de General Motors por parte de Venezuela”.

Acusan a la oposición de las muertes

Un hombre que pertenece al partido de oposición Vente Venezuela, de la exdiputada María Corina Machado, habría sido el responsable de la muerte de la joven Paola Ramírez este miércoles en Venezuela, según Néstor Luis Reverol Torres, ministro de Interior.

El ministro añadió que el crimen fue “deliberadamente planeado” y que el hombre, que ya esta detenido, habría “accionado su arma en 20 oportunidades”.

Además, el dirigente chavista Diosdado Cabello informó sobre la muerte de un efectivo de la guardia militarizada, con lo que se elevan a tres los fallecidos el miércoles. Acusó del hecho al líder opositor Henrique Capriles y a sus partidarios.

Billete de 100

El Gobierno decidió extender por sexta ocasión la circulación del billete de 100 bolívares, equivalente a 14 centavos de dólar, que debía salir en diciembre pasado y sigue vigente debido a retrasos con la nueva familia de billetes.

Protesta en el exterior

Tanto en EE. UU. como en Colombia, los venezolanos pidieron la vuelta del “orden constitucional” y “elecciones generales libres” en su país, durante protestas pacíficas en Miami y Bogotá, respectivamente.

A LA CARTA