domingo, 22 octubre 2017
01:05
h. Última Actualización

Trump pide un muro imposible de escalar

El Departamento de Seguridad publicó los prototipos. 700 empresas interesadas. Debe tener 9 m y un color agradable

20 mar 2017 / 00:02

El Departamento de Seguridad Nacional publicó los requisitos que debe cumplir el muro que el presidente Donald Trump ha ordenado levantar en la frontera de Estados Unidos con México. Las empresas que quieran presentar una propuesta deberán atenerse a las siguientes condiciones: que el muro tenga una altura ideal de nueve metros (o al menos de 5,5 metros), que sea imposible de escalar para una persona y que su aspecto sea “físicamente imponente”.

Trump quiere una barrera infranqueable contra la inmigración clandestina y el tráfico de drogas. Seguridad Nacional especifica con celo cuál debe ser su capacidad de resistencia a posibles intentos de atravesarlo: “Debería impedir o frenar por un mínimo de una hora la generación de una brecha física (por ejemplo, abrir un hueco en el muro) superior a los 30 centímetros de diámetro o cuadrados usando martillos, gatos hidráulicos, picos, cinceles, herramientas de impacto operadas con batería, herramientas de corte operadas con batería, soldadores de oxiacetileno u otras herramientas manuales similares”.

El muro debe incorporar elementos que impidan que sea escalado y que se pueda superar con una escalera. También tiene que prevenir intentos de pasar por debajo excavando o a través de un túnel.

Debería tener 9 metros de alto, estar edificado con cemento, ser “físicamente imponente” y tener un “color agradable estéticamente (para el lado que mira hacia Estados Unidos)”. No obstante, precisa que podrían ser aceptables diseños por encima de los 5,5 metros.

En el borrador presupuestario que presentó esta semana, Trump solicitó 1.500 millones de dólares para iniciar la construcción del muro en 2017 y otros 2.600 para 2018.

Ya existe un muro físico que cubre 1.100 de los 3.200 kilómetros de frontera entre Estados Unidos y México, pero Trump quiere extenderlo a toda la franja y fortalecerlo. Washington prevé comenzar los trabajos en puntos fronterizos clave como El Paso (Texas), Tucson (Arizona) y El Centro (California).

Unas 700 empresas se han interesado en participar en la construcción del muro.

Trump ha afirmado siempre que exigirá a México que asuma el coste del proyecto, pues responsabiliza al vecino de la inmigración ilegal y el narcotráfico. México ha repetido que jamás lo hará. El controvertido muro del presidente ha llevado las relaciones diplomáticas entre ambos países a un estado de tensión permanente.

A LA CARTA