martes, 16 enero 2018
20:46
h. Última Actualización

Trump cuestiona la llegada de inmigrantes de “países de mierda” y el mundo reacciona

El Gobierno haitiano se declaró “profundamente indignado y conmocionado” por las declaraciones del presidente de EE. UU.

12 ene 2018 / 11:46

El presidente Donald Trump cuestionó el jueves 11 de enero por qué Estados Unidos querría recibir inmigrantes de Haití, El Salvador y naciones africanas, refiriéndose a algunos como “países de mierda”, según dos fuentes familiarizadas con los comentarios.

Trump hizo las declaraciones en la Casa Blanca durante una reunión con el senador demócrata Dick Durbin y el senador republicano Lindsey Graham, quienes le informaban de un nuevo proyecto de ley de inmigración promocionado por un grupo de legisladores de ambos partidos, según las fuentes, que pidieron no ser identificadas.

Otros funcionarios del Gobierno estuvieron presentes durante la conversación, dijeron las fuentes.

Los legisladores estaban describiendo cómo operan ciertos programas de inmigración, incluido uno para ofrecer refugio en Estados Unidos a personas de países que sufren desastres naturales o conflictos.

Una de las fuentes que fue informada sobre la conversación contó que Trump dijo: “¿Por qué queremos que toda esta gente de África esté aquí? Son países de mierda (...) Deberíamos tener más gente de Noruega”.

La segunda fuente familiarizada con la conversación dijo que Trump también cuestionó la necesidad de haitianos en Estados Unidos.

El programa se llama Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés). El Gobierno de Trump dijo que pondrá fin a la protección que el TPS ofrece a unos 200.000 inmigrantes de El Salvador, lo que podría resultar en su expulsión de Estados Unidos.

Aclaración de Trump

Trump dejó entender este viernes que no utilizó la expresión “países de mierda” durante una reunión la víspera sobre inmigración en la Casa Blanca en la que participaron senadores.

“El lenguaje que utilicé en la reunión sobre el DACA fue duro, pero esas no fueron las palabras utilizadas”, escribió el mandatario en Twitter luego de que estallara una ola de indignación en la comunidad internacional cuando los medios reportaron que se refirió de ese modo a países africanos, Haití y El Salvador.

En otro mensaje en Twitter, insistió en que quiere “un sistema migratorio basado en el mérito y gente que ayudará a llevar a nuestros país al siguiente nivel”.

“Quiero seguridad para nuestra gente. Quiero detener la masiva entrada de drogas”, agregó, a la vez que reiteró la necesidad del muro fronterizo con México.

Reacciones de gobiernos y organismos

El Gobierno de Haití se declaró este viernes “profundamente indignado y conmocionado” por unas declaraciones del presidente Trump.

El Gobierno haitiano dijo que condena “en los términos más enérgicos” las declaraciones atribuidas a Trump, que de ser ciertas, dijo, “serían, en todos los aspectos, inaceptables, ya que reflejarían una visión simplista y racista totalmente equivocada de la comunidad haitiana y su contribución a los Estados Unidos”

Naciones Unidas también fustigó las palabras del presidente estadounidense Donald Trump, que según la prensa calificó de “países de mierda” a El Salvador, Haití y las naciones africanas, considerándolas “escandalosas”, “vergonzosas” y “racistas”.

“Si se confirman, son comentarios escandalosos y vergonzosos por parte del presidente de Estados Unidos. Lo siento pero la única palabra que se puede utilizar es ‘racista’”, declaró a los periodistas Rupert Colville, portavoz de la oficina de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

“No es únicamente una cuestión de vulgaridad del lenguaje”, afirmó, considerando intolerable denigrar así a países y a un continente entero y considerar que “toda su población, que no es blanca, no es bienvenida”.

Mientras la Unión Africana (UA) condenó las declaraciones calificándolas de “hirientes” y “perturbadoras”.

“En mi opinión no es solamente hiriente para las personas de origen africano en Estados Unidos, sino también para los ciudadanos africanos”, declaró a la AFP Ebba Kalondo, portavoz del presidente de la Comisión de la Unión Africana Moussa Faki.

“Esto es aún más ofensivo dada la realidad histórica del número de africanos que llegaron a Estados Unidos como esclavos”.

A LA CARTA