jueves, 22 junio 2017
20:06
h. Última Actualización

Perú intenta emerger entre la escasez y nuevas riadas

Los damnificados empiezan a recibir la ayuda. La Fuerza Aérea Colombiana apoya las labores humanitarias. El agua potable sigue restringida en Lima.

Perú /
21 mar 2017 / 00:00

Aún abatido por las lluvias y desbordes de ríos, Perú intenta resolver la falta de agua potable en el norte y centro de su territorio y se prepara para reconstruir vías que permita el flujo de alimentos a la capital.

Unas once regiones mantenían ayer comunicaciones limitadas por el colapso y destrucción de sus carreteras y puentes. Según el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) 1.909 kilómetros de carreteras han sido destruidos por los desastres naturales.

En Chiclayo, 770 km al norte de Lima, la gente arriesgaba su integridad para atravesar las riadas y continuar con su vida diaria. Esta es una constante en muchas ciudades de esa parte del país, como Trujillo o Huarmey, donde las alertas por amenazas de nuevas avalanchas de lodo se mantienen al menos por una semana más.

El último informe oficial reporta 75 muertos desde enero a la fecha -una treintena de ellos en la última semana- producto de las inundaciones en todo Perú, a causa del denominado “Niño Costero”, que eleva las temperaturas del mar de la costa peruana, generando alta evaporación y fuertes lluvias.

Son casi 100.000 damnificados -que lo perdieron todo- y más de 600.000 afectados -con daños menores en su propiedad-.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski pidió a la población no hacer caso a los agitadores que dicen que hay desabastecimiento, “eso es mentira”.

“Sabemos es una situación difícil, pero se está controlando y tenemos la esperanza de que va a pasar pronto”, agregó. Por su parte el ministro de Defensa, Jorge Nieto, pidió que no se politice la ayuda ni la desgracia.

La carretera Central, principal vía que conecta Lima con las regiones centroandinas del país, se encuentra parcialmente bloqueada. Por allí llega la comida para los 10 millones de habitantes de Lima.

Ayer, el abastecimiento de agua potable en Lima continuaba restringido. La población aún realizaba largas filas con baldes y recipientes para abastecerse en los parques.

Por su parte, el primer ministro Fernando Zavala dijo que de acuerdo a los pronósticos oficiales, se esperan lluvias entre hoy y el jueves, sobre todo en regiones del norte como Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad.

Aeronaves de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) llegaron ayer a Piura para apoyar las labores humanitarias en ese país; igualmente, la ayuda internacional empezó a repartirse en las zonas más afectadas.

A LA CARTA