sábado, 18 noviembre 2017
23:42
h. Última Actualización

Los musulmanes, objetivo del nuevo ataque en Reino Unido

Se trata del cuarto atentado en cuatro meses sobre la sociedad británica. Identifican al atacante de la mezquita. El mundo se solidariza con Londres

20 jun 2017 / 00:00

La comunidad musulmana se convirtió el domingo en el objetivo del cuarto atentado terrorista que sufre el Reino Unido en cuatro meses, en el que una persona murió y diez resultaron heridas, en un atropello junto a una mezquita de Londres.

Este ataque, tras otros tres consecutivos asumidos por el grupo yihadista Estado Islámico, da un giro de la amenaza terrorista a la islamofobia y carga un nuevo pesar sobre la sociedad británica, conmocionada también por el incendio de un edificio la pasada semana, en el que se da por muertas, hasta el momento, a unas ochenta personas.

Todo ello agudiza la inestabilidad política del país, ya que la primera ministra, Theresa May, ultima a duras penas un Gobierno en minoría con los unionistas norirlandeses del DUP, una situación de debilidad en la que se emprendió en Bruselas la negociación del ‘brexit’ o salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El incidente ocurrido por la noche se produjo al término de los rezos del mes sagrado del Ramadán, cuando una furgoneta blanca atropelló a varios feligreses que abandonaban el templo en la calle Seven Sisters, próxima a Finsbury Park, en el norte de la ciudad.

El subcomandante Neil Basu, de la Policía Metropolitana de Londres, apuntó después que la persona que murió en el suceso estaba recibiendo primeros auxilios antes de que el camión arrollara a los peatones, por lo que no se sabrá si el fallecimiento es consecuencia del ataque terrorista hasta que se lleve a cabo la autopsia.

La policía detuvo a un hombre blanco, corpulento y de 47 años, que conducía el vehículo y actuó solo, y que fue retenido por las personas que estaban a las afueras de la mezquita.

Los medios locales identificaron al sospechoso como Darren Osborne, un hombre casado y con cuatro hijos que vive en Cardiff, la capital de Gales, donde las fuerzas de seguridad registraron ayer una vivienda.

El secretario de Estado de Seguridad, Ben Wallace, informó que el agresor no estaba fichado por la policía, si bien corroboró “un aumento de la ultraderecha” en el país.

El Consejo Musulmán del Reino Unido tachó el incidente de “violenta manifestación” de islamofobia, y su secretario general, Harun Khan, solicitó un refuerzo urgente de la seguridad en las mezquitas del Reino Unido porque cuando concluya el Ramadán, el 24 de junio, comenzará el “Eid” o festejo del fin del ayuno.

Varios testigos presenciales aseguraron que el atacante gritó que quería matar a musulmanes cuando fue apresado por los agentes.

Campos Elíseos

Un carro chocó a un patrullero

El hombre que ayer hizo colisionar su vehículo contra un furgón policial en la avenida de los Campos Elíseos de París falleció durante el “atentado”.

“Las fuerzas del orden en Francia han sido de nuevo el objetivo”, dijo ante la prensa el ministro de Interior de Francia, Gerard Collomb, quien aseguró que se trató de “una tentativa de atentado” y que la amenaza en el país, en estado de emergencia desde 2015, sigue siendo “muy elevada”.

El hombre, que llevaba una bombona de gas, un fusil automático Kalashnikov y armas blancas, fue sacado del coche en llamas por los gendarmes.

La Fiscalía Antiterrorista abrió una investigación por el ataque.

A LA CARTA