viernes, 17 noviembre 2017
14:36
h. Última Actualización

‘Ola de asesinatos’ denuncia Amnistía en Colombia

Tras el acuerdo de Paz con las FARC, las zonas vulnerables al conflicto armado siguen expuestas a trágicos desenlaces.

21 abr 2017 / 16:48

Amnistía Internacional denunció este viernes 21 de abril que se ha presentado en Colombia una “ola de asesinatos” de indígenas, que según la organización “genera serias dudas” sobre la efectividad de las medidas implementadas en el marco del proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Estas observaciones fueron planteadas en un comunicado.

La organización informó de la muerte del “líder del Cabildo indígena Kite Kiwe en Timbío, Cauca (oeste)”, Gerson Acosta el 19 de abril, quien “contaba con medidas de protección” por amenazas recibidas por su trabajo como defensor de derechos humanos.

El organismo también señaló el asesinato de cuatro indígenas awá en Nariño (suroeste) el 16 de abril y de dos hermanos de la etnia wounan en Chocó (noroeste), hallados sin vida el jueves 20.

Todas las comunidades afectadas han estado, según Amnistía, “históricamente expuestas al conflicto armado”, en el que desde mediados de los años 1960 han participado guerrillas, paramilitares y agentes estatales dejando unos 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

“Estos crímenes dejan en relieve uno de los principales retos de la implementación del proceso de paz, el de proteger a las comunidades que viven en algunas de las zonas que más han sufrido el conflicto”, dijo Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, citada en el texto.

Contexto

Las FARC y el gobierno de Juan Manuel Santos, firmaron en noviembre un acuerdo para poner fin a la confrontación, en el marco del cual la guerrilla se concentró en 26 puntos del país para llevar a cabo el proceso de dejación de armas.

Las autoridades informaron que han dispuesto más efectivos en las áreas dejadas por las FARC para evitar que sean ocupadas por otros grupos criminales. Sin embargo, en estas y otras zonas del país fueron asesinados 156 activistas entre enero de 2016 y el 1 de marzo pasado, según la Defensoría del Pueblo.

A LA CARTA