sábado, 22 julio 2017
19:00
h. Última Actualización

La Corte Suprema avala la investigación a Temer

El presidente de Brasil se resiste a dimitir tras presunta venia a sobornos. Separan del cargo a Neves; es arrestado un fiscal.

Brasil /
19 may 2017 / 00:00

Brasil comenzó a debatir ayer en forma pública y abierta la posible renuncia o destitución del presidente Michel Temer, salpicado por un monumental escándalo que lo implica en asuntos de corrupción y en intentos de obstruir a la justicia.

En el Parlamento, en los medios de prensa y en las redes sociales cobran cuerpo las exigencias para que Temer renuncie, surgidas incluso en su propia base parlamentaria, que hasta esta semana era considerada sólida y fiel.

Al escándalo se sumó ayer una decisión del Tribunal Supremo, que anunció la apertura de un proceso de investigación sobre las sospechas que pesan en su contra.

De acuerdo con la Constitución brasileña, un presidente en ejercicio solo puede ser investigado por actos cometidos durante su mandato y con autorización del Poder Judicial. Ambas condiciones se dan puesto que las denuncias contenidas en la delación corresponderían a marzo de este año.

La crisis estalló el jueves, con la información de que Temer habría sido grabado por el empresario Joesley Batista, que colabora con la justicia en investigaciones sobre corrupción, cuando avalaba un supuesto soborno a un exdiputado preso a cambio de su silencio.

El objeto de la presunta coima sería Eduardo Cunha, expresidente de la Cámara baja, antiguo aliado del gobernante y promotor del juicio político que condujo el año pasado a la destitución de Dilma Rousseff y, por consecuencia, llevó a Temer al poder.

A la demanda de “renuncia inmediata” que defiende la minoritaria oposición se sumaron sectores del oficialista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), representado en el Gobierno con dos ministros.

El malestar en el PSDB también se agravó por una vasta operación policial contra su presidente, Aécio Neves, cuyas oficinas y residencias fueron allanadas ayer por la policía.

Además, el Tribunal Supremo suspendió a Neves de su escaño de senador, lo que lo despojó de la inmunidad parlamentaria y lo puso en riesgo de ser detenido, también por asuntos de alegada corrupción.

El Tribunal, que asumió diferentes peticiones de la Fiscalía, también ordenó la suspensión del mandato del diputado Rodrigo Rocha Loures; la detención de la hermana y asesora de Neves, Andrea Neves; y el arresto del fiscal electoral Ángelo Goulart Villela, delatado asimismo por Batista.

En el oficialismo, también pidieron la dimisión de Temer parlamentarios de los partidos Demócratas (DEM y Popular Socialista (PPS), que así como el propio PSDB barajan la posibilidad de salir del Gobierno en caso de que Temer insista en permanecer en el cargo.

Según la Constitución, si Temer renuncia o es destituido, el Congreso deberá realizar una elección indirecta para escoger a quien completará el período que inició Rousseff en 2015.

Sin embargo, el propio Congreso pudiera aprobar una enmienda constitucional para convocar una elección directa este mismo año, un asunto sobre el que existen propuestas que ya tramitan en las cámaras.

Región

Los mercados financieros de Latinoamérica cayeron ayer arrastrados por las dudas sobre el futuro de Michel Temer en el poder, que se sumaron a la inquietud sobre los activos de riesgo en general, causada por la agitación política en Estados Unidos.

Sao Paulo

El índice Bovespa de la bolsa paulista cerró con un desplome de 8,8 % a 61.575 puntos por la crisis que pone en vilo las reformas de Temer. El real estuvo al frente de la depreciación de las monedas regionales, con un colapso del 8,15 % a casi 3,39 por dólar.

El magnate de la carne, delator

“Todo el mundo acabará preso”. La advertencia la lanzó hace unas semanas Joesley Batista, el dueño de la mayor empresa cárnica del mundo (JBS) que, acorralado por varios escándalos de corrupción, trata de salvar la piel poniendo entre las cuerdas a Temer con una grabación explosiva.

El empresario de Formosa (Goiás) decidió hacer su declaración premiada en abril, mientras los fiscales de la operación ‘Lava Jato’ iban acorralando cada vez más sus negocios.

Las investigaciones sobre sus empresas empezaron en julio de 2016, cuando los fiscales trataron de averiguar si Batista pagó sobornos para la liberación de recursos mediante fraudes a fondos de inversión, en un caso que lo relacionaba con el exdiputado Cunha.

La fiscalía general llegó a pedir en febrero su renuncia al frente de J&F, el conglomerado familiar que preside, y el bloqueo de bienes. La revisa Forbes estima su fortuna en 890 millones.

A LA CARTA