viernes, 24 noviembre 2017
23:44
h. Última Actualización

Una pista atlética para el uso de 52.000 estudiantes

La obra se inauguró en la Unidad Educativa Vicente Rocafuerte. El espacio deportivo beneficiará a 71 planteles fiscales y 30 fiscomisionales y privados

05 ene 2017 / 00:02

Una carrera de posta donde participaron estudiantes de cinco colegios fiscales pertenecientes al Distrito Educativo N° 3, fue el marco donde se desarrolló ayer la inauguración de la nueva pista atlética sintética del estadio Miguel Roque Salcedo Vallejo, de la Unidad Educativa Vicente Rocafuerte.

El ministro de Educación Freddy Peñafiel, fue el encargado de entregar este espacio deportivo, que no solo beneficiará a los 4.000 estudiantes del emblemático Vicente Rocafuerte, sino también a quienes son parte de los 71 colegios fiscales y de más de 30 planteles fiscomisionales y particulares que conforman el Distrito Centro de Guayaquil, que suman cerca de 52.000 alumnos.

La obra tiene un costo de 222.000 dólares y completa la remodelación integral a la que fue sometida, en 2014, el plantel que tiene 175 años de vida institucional y del cual no solo han surgido 13 presidentes de la República, sino también destacados deportistas.

La nueva pista atlética cuenta con 400 metros de longitud y cinco carriles. Se espera que en la práctica del atletismo participen 1.000 estudiantes, dentro de las dos jornadas.

Tras dar por inaugurada la pista, Peñafiel anunció una carrera de postas en la que participaron estudiantes del Vicente y también de los colegios Rita Lecumberri, Guayaquil, Ati II Pillahuaso y César Borja Lavayen. La carrera tuvo como ganadores a los vicentinos Tommy Velasco y Joel Chávez, quienes fueron alentados en todo momento por sus compañeros desde los graderíos.

Allí también se encontraban profesores y exestudiantes de la promoción 1974-1975, quienes se mostraron contentos de ver cristalizado el sueño de tener una pista atlética que integre a toda la comunidad.

Bryan Castro, seleccionado de handball del Ecuador y medallista de bronce en el Campeonato Sudamericano que se realizó en Argentina, fue el encargado de agradecer a nombre de sus compañeros.

“Antes teníamos canchas con el piso dañado y un balón rebotando por todos lados, menos hacia el lado que nosotros queríamos. Hoy ya no. Estamos en una de las instituciones con las mejores canchas deportivas del país y debemos aprovecharlas”, manifestó.

Salomón Olea, exalumno, también se mostró contento por esta obra que permitirá mantener la tradición deportiva del plantel.

A LA CARTA