sábado, 24 junio 2017
18:29
h. Última Actualización

Un deslave afecta un sector del cementerio

Parte de la ladera de un cerro cayó sobre una torre de lápidas. Los familiares de las personas sepultadas están preocupados.

21 mar 2017 / 00:00

Un área de 30 metros del Cementerio General aparece con un cerco de seguridad. Los deudos que intentan visitar a sus familiares sepultados dentro de ese perímetro del más antiguo de los camposantos de la ciudad están impedidos de hacerlo.

“Hasta nuevo aviso no se puede pasar hacia allá”, dijo uno de los guardias de seguridad. No da más explicaciones. Pero es fácil saber las razones. Una gran cantidad de material pétreo aún está siendo desalojado por obreros.

Uno de ellos comenta con uno de los visitantes que llegaron a esta zona la mañana de ayer. “Sucedió hace 15 días, cuando hubo una lluvia intensa. Cayó mucha piedra”.

Diario EXPRESO solicitó información a la Junta de Beneficencia, dueña y administradora del cementerio patrimonial (ver en subnota).

Desde el perímetro de seguridad que se ha colocado para evitar cualquier tipo de riesgo para los visitantes, no se puede identificar el nivel de los daños que se presentaron en el bloque 11, que fue el que recibió la mayor cantidad de piedra que rodó del cerro. Aunque alguien comentó que la afectación fue hacia una pared.

Desde lejos es posible observar que el cerro aún tiene material desprendido. El derrumbe fue provocado por la intensidad de las lluvias.

El terreno muestra mucha humedad, algo que fue corroborado por un equipo de este Diario, que recorrió el área de las sepulturas en tierra del cementerio. Ahí también se colocó una cinta de color amarillo con la palabra “Peligro”.

El grupo de obreros que trabajan en el área afectada se ocupaban ayer principalmente en el desalojo del material pétreo. El cual es trasladado desde la parte interna del bloque 11 y los depositan en uno de los pasajes cercanos.

La versión de la Junta

“No hay mayores daños”

Debido a la fuerte estación invernal y a las caudalosas precipitaciones pluviales de los últimos días, el cerro del Carmen a la altura del Cementerio Patrimonial de la Junta de Beneficencia de Guayaquil sufrió un deslave de material pétreo en el sector de la puerta 1 cerca del Bloque 11, “sin que haya ocasionado daños mayores en la estructura del edificio, ni en la infraestructura funeraria”, dijo la Junta de Beneficencia, como respuesta al pedido de información de EXPRESO.

El incidente afectó ligeramente a un pequeño cuerpo de 6 bóvedas vacías y daños en las tapas de las bóvedas. Se ejecutarán reparaciones sin que represente un costo para los propietarios, dijo.

A LA CARTA