viernes, 22 junio 2018
11:55
h. Última Actualización

Supletorio: el nerviosismo ante una prueba que decide el año

Los exámenes se tomarán desde hoy hasta el próximo martes. Los expertos dan recomendaciones a los alumnos para que afronten con calma la jornada.

02 mar 2018 / 00:02

Mariella B., de 15 años, estudiante de primero de bachillerato, no puede ocultar su preocupación frente a los exámenes supletorios que deberá rendir en tres asignaturas, entre hoy y el martes de la próxima semana.

La adolescente reconoce que no les dedicó mucho esfuerzo a las materias Matemática, Lenguaje e Inglés. “Ahora quiero aprobarlas para pasar de año y disfrutar mis vacaciones. Además quiero terminar con el estrés y con los reproches que me hacen mis padres”, indica un poco angustiada.

En el régimen Costa hay cientos de alumnos que, a pesar de haber terminado el periodo escolar el 9 de febrero pasado, todavía acuden a sus colegios para recibir clases de recuperación, con la finalidad de presentarse a los exámenes supletorios y de mejoramiento.

Ellos no alcanzaron el puntaje de 7/10 de promedio general en los dos quinquemestres. Por ello reciben una hora diaria de preparación en las materias que reprobaron o en las que quieren elevar el promedio.

Cifras del Ministerio de Educación señalan que en el período lectivo 2015-2016 se quedaron al supletorio 257.520 estudiantes de entre octavo y décimo de educación general básica; mientras que en el bachillerato, entre el primer y tercer nivel, hubo 237.502 chicos que se quedaron.

Matemática (con el 22 %), Inglés (14 %), Lenguaje y Literatura (10 %) y Estudios Sociales (5 %) son las asignaturas que representan más dificultades.

Desde el 15 de febrero pasado, los maestros repasan con los alumnos los contenidos aprendidos en el primero y segundo quinquemestre, además de desarrollar actividades que formarán parte de la prueba.

“Nosotros damos al estudiante el seguimiento de la enseñanza que no tiene en su casa; pero los padres deberían preocuparse más del desarrollo académico de sus hijos para que luego no haya lamentaciones de ambas partes”, señala Carlos Bermúdez, profesor de un colegio, donde 65 alumnos reciben clases de recuperación, de los 1.200 matriculados.

Una de ellas es Diana A., de octavo básico, a quien le preocupa no aprobar el supletorio y que sus padres la castiguen.

La psicóloga educativa Carmen Mendoza señala que los padres son los responsables de que sus hijos se queden al supletorio. “Ellos no controlan las horas de estudio, no ponen reglas ni dialogan con los jóvenes; pero sí los cuestionan por no haber pasado de año”.

Por su parte, el psicólogo Carlos Toledo no está de acuerdo con los castigos. “Es importante el diálogo entre padres, maestros y alumnos”.

Para presentarse al supletorio los expertos recomiendan a los estudiantes no pasar día y noche revisando los apuntes, ya que eso les producirá cansancio mental y cuando lleguen al examen se olvidarán de todo. También aconsejan no estudiar pocos minutos antes de iniciar la prueba, ni madrugar para repasar. Descansar y estudiar con antelación son las claves para afrontar esta jornada.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA