sábado, 16 diciembre 2017
15:10
h. Última Actualización

La Policía registra menos delitos con el control a motos

Pascuales es el distrito en donde más motos se ha retenido, lo que coincide con el gran número de locales que venden motos en el sector.

08 dic 2017 / 00:00

El tiempo que lleva en ejecución la ordenanza para el control de las motocicletas que circulan por el espacio público de Guayaquil es poco, pero los resultados, según los datos que registra la Policía de la Zona 8, son muchos.

El más destacado, sin duda, es el número de vehículos retenidos. Desde el 17 de noviembre, fecha en la que inició el control de la ordenanza, se han decomisado 776 motos. De las cuales, 670 lo han sito por el incumplimiento del artículo 4. “La Autoridad de Tránsito Municipal, podrá, motivadamente y durante los horarios que estime indispensables, limitar la transportación del acompañante del mismo sexo masculino en las motocicletas que circulen en Guayaquil”, detalla la ordenanza.

Esto, a decir del general Marcelo Tobar, comandante de policía de la Zona 8, evidencia la gran falta de respeto que se tiene a la norma, pero a la vez, les permite reconocer que el diagnóstico delictivo que identificaron hacer varios meses fue el correcto.

“Tenemos un resultado satisfactorio. Eso nos da la lectura de que los operativos son apropiados en el sentido de que se retiran motos irregulares en las cuales existe la propensión a delinquir, producto de pensar que porque existe una cámara no va a ser registrada su placa o alguna cuestión que esté relacionada al cometimiento de delitos”, precisa Tobar.

Según las estadísticas que comparte con EXPRESO, la ciudad registra 948 delitos menos con respecto del año anterior. Sin embargo, para ser más preciso, especifica que hace dos meses, y durante todo el año, las cifras no bajaban de un -3 % y que ahora, en cambio, hay una disminución de un 5 %. “Además tenemos un decremento grande de muertes violentas. Solo en el mes de noviembre se registraron 14 asesinatos menos”, recalcó.

El comandante indica que desde marzo, la policía ha realizado operativos dirigidos al control del uso de la motocicleta, pero que exista una ordenanza que regule es un plus. Cerca de 8.000 de estos vehículos han sido retenidos en 2017.

Sin embargo, este control focalizado ha despertado el interés delincuencial de aplicar nuevas modalidades para cometer los ilícitos. El uso de autos para asaltar o la utilización de bicicletas para arranchar celulares, carteras u otros objetos de valor se ha incrementado.

Un ejemplo de ello, dice, es un reciente asalto a un local de computadoras ubicado en el norte de la ciudad. En ese caso, los delincuentes llegaron en un vehículo con la finalidad de llevarse varios equipos, pero la policía logró detenerlos en medio de una persecución.

Tobar también recalca que durante este tiempo han detectado el involucramiento de mujeres en crímenes cometidos en moto. “Sí, sí se han dado, pero es menor la preocupación porque no es la generalidad. Hemos registrado dos o tres eventos y estamos poniéndoles mucha atención para evitar que empiecen a producirse más delitos similares”.

La Policía registra menos delitos con el control a motos
A LA CARTA