miércoles, 23 agosto 2017
08:47
h. Última Actualización

Luis Alfonso Saltos: “El mantenimiento le compete al GAD”

Es necesario que “la ciudad vuelva a ser para el ciudadano. El derecho a la ciudad es indispensable para generar urbes inclusivas, resilientes, sustentables”.

20 jun 2017 / 00:00

Experto en urbanismo y exasesor en temas ambientales de la Asamblea, Luis Alfonso Saltos llega a las páginas de EXPRESO a recordarle a la ciudad la diferencia entre gasto e inversión, a propósito del mantenimiento de las áreas de desarrollo social municipales y pertenecientes al Gobierno.

- Mantener un parque, malecón o algún otro espacio público de este tipo es caro, ¿qué opciones tienen las autoridades?

- Hay que entender la diferencia entre gasto e inversión pública. La que la dotación de servicios y espacios destinados al desarrollo social, cultural y deportivo son de exclusividad de los GAD, según lo determina el artículo 264 de la Constitución del Ecuador. El costo no debería ser una condicionante para el mantenimiento de estos espacios. Es inversión.

- En Guayaquil, el Cabildo entrega algunos parques a los líderes barriales... ¿Hasta qué punto es competencia de la comunidad mantener estos espacios?

- La participación barrial en el mantenimiento de estos espacios es una forma de integrar a la ciudadanía en el proceso de construcción de la ciudad, pero, repito, constitucionalmente es de responsabilidad del Municipio.

- También el Gobierno y el GAD tienen espacios verdes que administran y mantienen con fondos públicos, pero, como ocurre ahora en los parques lineales del sur, algunos lucen con claras señales de abandono. ¿Qué recomienda?

- La nueva Agenda Urbana que fue aprobada en Hábitat III (a la que Guayaquil no asistió) aconsejó buscar el equilibro y equidad en las intervenciones urbanas en todos los barrios y con las mismas características de intervención. Por ejemplo, que no exista la categorización de las “regeneraciones urbanas”. En Guayaquil, por ejemplo, en un sector el cableado es subterráneo y en otro se mantienen los postes...

- ¿Es cuestionable, entonces, la obra pública en lo que a parques y áreas de esparcimiento se refiere?

- Lo cuestionable es que se requiera analizar el costo en la inversión social para mejorar la calidad de vida de los habitantes, basada en los principios del derecho a la ciudad y del uso de los espacios públicos. Pregunto: ¿por qué hay condicionantes para una obligación que es mandato?

- Dicho esto, ¿hacia adónde debe apuntar la ciudad?

- Los modelos de ciudad pueden ser variados. Desde la visión de una ciudad empresarial y turística como la tiene el Municipio para Guayaquil, pero tras eventos como Hábitat III se llegó a la conclusión de la importancia de que la ciudad vuelva a ser para el ciudadano, donde el derecho a la ciudad es indispensable para generar urbes inclusivas, resilientes y sustentables.

A LA CARTA