viernes, 24 noviembre 2017
18:48
h. Última Actualización

Los parqueos más inclusivos

El mes que viene, la ATM habilitará las primeras 22 plazas para personas con discapacidad en la vía pública. Se ubicarán en el centro y el norte.

12 ene 2017 / 00:00

    Hay decenas en centros comerciales y aparcamientos privados de Guayaquil, que “muy pocos conductores respetan”. En concreto, una por cada 25 estacionamientos convencionales, tal y como obliga la normativa del Instituto Ecuatoriano de Normalización (INEN). Pero en la vía pública, hasta ahora ni siquiera existían.

    Así que el próximo mes de febrero, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) implantará un proyecto piloto, que comprende la habilitación de 22 plazas de parqueo para personas con discapacidad. Solo ellas podrán usarlas, explica a EXPRESO Fernando Navas, director de Planificación de Tránsito en la empresa pública.

    Todas se ubicarán en bermas de nueve calles “estratégicas” del centro y el norte, donde mayor congestión vehicular y actividad comercial e institucional se registra a diario: la Víctor Manuel Rendón, la 9 de Octubre, Lorenzo de Garaycoa, Colón, Ballén, Sucre, Vicente de Piedrahíta, Baquerizo Moreno y Justino Cornejo, cerca del Ministerio del Litoral.

    Serán las primeras diseñadas para este propósito y contarán con señalética vertical y horizontal. “Tratamos de dar prioridad a estas personas. No podremos cumplir todas sus necesidades de una sola, pero poco a poco lo estamos haciendo”, valora Navas.

    El objetivo es extender la iniciativa en el futuro al resto de la ciudad, especialmente a los lugares más concurridos. Pero antes, la ATM elaborará un reglamento este semestre, en colaboración con los colectivos afectados. Como no todos los usuarios manejan autos adaptados debido a su alto costo, el documento especificará qué vehículos de parientes directos podrán estacionar en estas plazas, así como los grados de discapacidad necesarios para utilizarlas: “Si no, algunos pueden abusar de ellas”.

    Una vez aprobado el texto, quienes cumplan los requisitos deberán acudir a la entidad pública y solicitar un ‘sticker’ distintivo. De esta forma, la ATM tendrá la posibilidad de confeccionar un registro, ahora no disponible, y conocer así la demanda real.

    Pero, además, pretende suscribir convenios con los propietarios de los centros comerciales para que instalen el mismo tipo de señales en sus aparcamientos y que los agentes de tránsito puedan ingresar al interior con el fin de sancionar a los infractores. “Como se trata de espacios privados, nadie vigilaba allí. Queremos poner remedio a eso”, subraya Navas.

    Sanción de un salario básico

    La ATM multará a los conductores que estacionen en parqueos reservadas para personas con discapacidad. Y lo hará en virtud de la ordenanza municipal, “por mal uso de la vía pública”.

    El importe será de un salario básico unificado, pero no acarreará pérdida de puntos. No obstante, las sanciones no se harán efectivas hasta el segundo semestre de este año, ya que antes se informará a los ciudadanos.

    La cuantía será la misma en el caso de quienes bloqueen rampas habilitadas para estos usuarios, aunque dichas infracciones comenzarán a multarse en los últimos días de enero.

    200 buses con rampa en tres años

    A finales de este mes, seis buses urbanos del corredor 1 tendrán rampa de acceso. Además, la información de las paradas estará disponible en braille. Y antes de que concluya el año, se prevé que operen otros cuatro corredores: el que discurre por las calles Los Ríos y Esmeraldas hasta Piedrahíta, el de Clemente Ballén a la Rodríguez Bonín, el de la Francisco Orellana y el de la Víctor Emilio Estrada. Entonces habrá entre 60 y 80 vehículos adaptados.

    Fernando Amador, director de Transporte Público en la ATM, detalla que, en dos años y medio o tres, estarán listos los quince corredores proyectados. Y calcula que más de 200 buses contarán con rampas. “Estas medidas son necesarias porque así nos lo han trasladado los representantes de Asopléjica. Hay mucho por desarrollar, pero estamos comenzando. Lo importante es dar el primer paso. Y Guayaquil lo está dando”, destaca.

    Del carné adhesivo

    En un principio y de manera provisional, las personas con discapacidad tendrán que colocar sus carnés a la vista, en el tablero o panel de los autos, cuando utilicen las plazas. De esta forma, los agentes de tránsito podrán identificarlos. Después, una vez esté listo el reglamento, llegará la fase de registrarse en la ATM y solicitar el adhesivo, que deberán pegar en la parte interior del vidrio delantero.

    A LA CARTA