sábado, 21 octubre 2017
09:57
h. Última Actualización

Los cambios alteran el ritmo de vías del norte

La avenida de las Américas habilita un solo carril en la zona del puente. La Boloña mide el impacto de ser unidireccional.

21 mar 2017 / 00:00

El tránsito vehicular se vio alterado en las inmediaciones de las avenidas Francisco Boloña y de las Américas, tras las medidas que se tomaron en ambas vías del norte de la ciudad.

La tarde de ayer fue cerrado dos de los tres carriles en sentido sur-norte de Las Américas por la construcción del nuevo puente que reemplazará al que colapsó por el terremoto del 16 de abril del año pasado.

En la avenida se prioriza la circulación de los buses de la Metrovía. Una parte de los vehículos particulares utilizan el carril del sistema, mientras el resto es desviado hacia la calle Luis Cordero para luego retornar hacia las Américas.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) tenía previsto cumplir con el bloqueo de la arteria en la mañana, pero esto se postergó por el atraso de los andamios metálicos para el encofrado del viaducto.

La habilitación de los carriles de las Américas está previsto para finales de este mes.

Mientras, a dos kilómetros, conductores se familiarizaban con el nuevo sentido de la calle Francisco Arízaga, que desde ayer es de sur-norte.

La arteria, situada detrás del parque de la ciudadela Kennedy Vieja, cambió de dirección para mejorar la circulación en la Francisco Boloña, que desde el sábado pasó de bidireccional a unidireccional.

“Este par vial permitirá una mayor movilidad, especialmente en la zona de servicios médicos, que ocupan tres manzanas de la Boloña”, indicó el jefe de Planificación de la ATM, Freddy Granda.

La unidireccionalidad de esta avenida busca reducir los atolladeros que se formaban en el entrecruzado con la avenida Carlos Luis Plaza Dañín.

Otra alternativa vial para los conductores, en sentido sur-norte, es la calle Pedro J. Montero, que va desde la calle Primera hasta Juan Arzube.

Conductores como Freddy Gutiérrez esperan que la medida cumpla con las expectativas, “si no será una molestia más para la circulación”.

Circulación

Los cambios alteran el ritmo de vías del norte

Hay efectos indirectos de cierres

Una vez convertida en unidireccional la avenida Boloña los vehículos están obligados a avanzar hasta la Otto Arosemena Gómez, en la entrada a Urdesa Central.

A LA CARTA