sábado, 21 octubre 2017
01:03
h. Última Actualización

Hay peligro de colapso en lo alto de la Catedral

Patrimonio critica la inadecuada intervención a la cruz. El padre Rómulo Aguilar dijo que lo hicieron por seguridad.

11 ene 2017 / 22:16

Tras la evaluación que el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural realizó en la Catedral el martes, la entidad emitió ayer un informe evaluativo y concluyó que la torre donde se encontraba la cruz que cayó el domingo pasado presenta “un elevado nivel de deterioro en el recubrimiento de hormigón que conforma las agujas de las torres y que hay evidentes riesgos de colapso de sus elementos decorativos”.

La entidad explicó en el documento que hubo una inadecuada intervención en el desmontaje de la cruz y que, además de ocasionar serios daños a este elemento, puso en riesgo la estructura de uno de los inmuebles patrimoniales de mayor representatividad de Guayaquil, de gran valor histórico, arquitectónico, urbano y de enorme simbolismo para la ciudad.

Al respecto, el padre Rómulo Aguilar, rector de la Catedral, dijo a EXPRESO que la medida era inevitable. Había peligro para los transeúntes de la calle Chimborazo y las bases de la cruz estaban vulneradas, señaló el sacerdote, que la tarde de ayer tuvo una reunión con directivos de la Fundación Siglo XXI, la Secretaría de Riesgos, el arzobispo, entre otras autoridades involucradas con el tema.

Aguilar admitió a Patrimonio Cultural que no existe un informe técnico de evaluación y diagnóstico que respalde el desmontaje de las cruces y del Cristo Rey, y que no cuenta con una propuesta de intervención con metodología de trabajo ni medidas de seguridad.

Sin embargo, personal que estaba a cargo de los arreglos de la iglesia explicó que la intención era evitar accidentes como el ocurrido en noviembre pasado, cuando un hombre fue herido con un trozo de concreto que cayó desde lo alto de una de las torres.

EXPRESO recorrió ayer las instalaciones de la Catedral y pudo corroborar que aún existen notables daños en lo alto del edificio, así como en el interior del templo.

Sobre este tema, Patrimonio recomienda hacer un diagnóstico y una evaluación emergente del riesgo de colapso presente en varios elementos decorativos y posiblemente estructurales de la iglesia, que determinen las acciones pertinentes; así como una propuesta de intervención y montaje de la cruz, que garantice su estabilidad estructural y estética.

Ayer, el ministro de Cultura y Patrimonio, Raúl Vallejo, pidió información sobre el tema.

Catedral

“Sacamos la cruz por precaución”

La Catedral extendió a EXPRESO una gráfica en la que se observa la estructura de una de las cruces completamente destruida.

De esta forma el personal de la iglesia justifica la extracción del domingo pasado y señala que aún hay mucho riesgo en la zona alta del edificio.

Sin embargo, en la parte interior del templo la liturgia y toda la agenda religiosa no han tenido ninguna afectación. El rector del templo dice que por dentro no existe un peligro representativo.

Reacción

“La competencia no abarca el pago de reparaciones”

El Municipio no pagará por los arreglos que se deben realizar en la Catedral.

Así lo indicó ayer el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, durante su enlace radial.

Este señaló que, aunque efectivamente el Cabildo tiene la competencia sobre los bienes patrimoniales, esta consiste en velar, autorizar, incentivar el cuidado de los bienes patrimoniales públicos y no “en pagar las reparaciones y el cuidado de los bienes patrimoniales que pertenecen a terceros, como es el caso de la Catedral, que está bajo responsabilidad de la Curia”.

Nebot se refirió a la caída de la cruz producida el pasado domingo como un incidente lamentable que, sin embargo, pudo ser prevenido esperando a que culminaran los estudios técnicos en el inmueble y solicitando al Cabildo los permisos correspondientes para el traslado del ícono religioso.

El burgomaestre añadió, no obstante, que la fundación Siglo XXI se encuentra realizando un estudio estructural de la edificación para tomar las medidas pertinentes, y reiteró que en el pasado el Municipio sí ha distribuido fondos para obras dentro del templo.

Este año, comentó, se había destinado un presupuesto para la colocación de acondicionadores de aire en el sitio.

MTN

Estudio

Consultola debe el informe estructural

Un día después de que la cruz cayera, el arzobispo de Guayaquil, monseñor Luis Cabrera, afirmó que existe un estudio que está haciendo la empresa Tola Asociados (Consultola) y que hasta ahora los expertos han dicho que la estructura es consistente.

Aunque esa es la razón por la que la Catedral no se ha cerrado, el informe completo todavía no es entregado de forma oficial.

El presidente de la fundación Siglo XXI dijo que el documento llegó ayer, pero que aún se hacían algunas correcciones. Además, faltaban los costos que implicarán las reparaciones del templo.

Matamoros reconoció que actualmente no hay fondos destinados para la remodelación de la Catedral, salvo $ 600 mil que estaban destinados a acondicionadores de aire. Esos equipos aún no llegan a la iglesia.

BIMP

Pedido

El ministro de Cultura solicitó un informe

A través de una misiva dirigida al Municipio de Guayaquil y a la Arquidiócesis de la ciudad, el ministro de Cultura y Patrimonio, Raúl Vallejo, solicitó información sobre los estudios y autorizaciones que sustentaron el traslado de la cruz de la torre norte de la Catedral de Guayaquil el pasado domingo.

El funcionario indicó en su pedido que el inmueble está bajo la jurisdicción del Cabildo porteño y, como tal, cualquier intervención que se haga en el sitio debe ser conocida y aprobada por este.

Esta solicitud de información, que debe ser entregada hoy, se basa en la recientemente aprobada Ley Orgánica de Cultura, cuyo artículo 69 indica que todas las intervenciones en inmuebles patrimoniales deben ajustarse a principios técnicos nacionales e internacionales y dejar reconocibles a los mismos.

MTN

Datos

Observación

Patrimonio recomienda suspender los trabajos en la Catedral hasta que no estén listas las propuestas necesarias para lograr una intervención técnica.

Análisis

La Secretaría de Riesgos envió una notificación a la Catedral en la que se anunciaba la visita de técnicos para evaluar el lugar. Está prevista para esta semana.

Medidas

La dirección de Justicia y Vigilancia del Cabildo ordenó la tarde de ayer la “inmediata paralización de los trabajos” hasta que no exista un estudio técnico.

A LA CARTA