viernes, 21 julio 2017
14:17
h. Última Actualización

El cuidado del malecón de la universidad está en el limbo

El tramo que comprende la parte posterior de la Universidad de Guayaquil no ha recibido mantenimiento. Siglo XXI endosa la responsabilidad a la entidad

20 jun 2017 / 00:00

Cuando los adoquines llegaron y los ornamentos de la regeneración estaban recién pintados, el malecón universitario era uno de los lugares más atractivos de Guayaquil. Lo era por ser completo.

Se trata de un pasaje de 800 metros junto al Salado, en donde el olor a mangle y la frondosa naturaleza relaja a cualquier visitante. Pero ya no brilla.

En 2006, el Municipio, a través de la Fundación Guayaquil Siglo XXI, inició la adecuación de la ciudadela universitaria Salvador Allende para contribuir con el desarrollo ecológico y recreativo de la zona.

Una vez entregada la obra, se pactó un convenio con la Universidad de Guayaquil. Es decir, el mantenimiento del área pasó a su administración. “Inicialmente se comprometió a hacerlo, pero no lo hace”, lamenta el gerente de la fundación, Wilfrido Matamoros.

Los adoquines, las barandas, los postes metálicos, las camineras, los espacios contemplativos, las glorietas, las jardineras, las luminarias, las bancas, los tachos de basura y los quioscos que se instalaron ahora están prácticamente destruidos, llenos de grafitis unos y con manchas de óxido otros.

“Fundación Siglo XXI hizo ese malecón, pero no lo podemos mantener. No depende de nosotros. Estas áreas son universitarias”, argumenta el funcionario municipal.

Admite también que “en un par de ocasiones, y por pedido de la universidad”, se realizó el mantenimiento integral, e insistió: pero es necesario que este trabajo sea permanente. “Han destruido las luces. Han rayado los muros. Es importante que incluso haya guardianes en la zona”. Lo es. En días ordinarios, constató este Diario, algunos jóvenes se reúnen para consumir estupefacientes.

“Desde que se pactó el convenio con la universidad, nosotros retiramos a esa área de nuestro presupuesto anual. Por eso no podemos atenderla ahora”, añade Matamoros.

Y da señales de soluciones posibles: “Aunque la universidad es la que debe preocuparse por ese malecón, el Municipio podría intervenir si esta entidad (que prometió pronunciarse hoy) extiende el pedido. Si después de eso el Cabildo nos delega el mantenimiento, lo haremos”.

El malecón universitario se conecta con el parque Lineal, a la altura de la Universidad Católica. Este, a su vez, se une al puente zigzag.

Un tema con muchas respuestas...

Vía llamada telefónica, el rector de la Universidad de Guayaquil, Galo Salcedo, adelantó que el tema del malecón universitario, así como tiene muchas preguntas, tiene muchas respuestas. Por lo que prometió que hoy ofrecería a este Diario una entrevista para ampliar con detalles la situación de este tramo en cuestión.

A LA CARTA