sábado, 27 mayo 2017
13:35
h. Última Actualización

El consulado se vende por $ 4,2 millones

La antigua oficina diplomática de los EE. UU. se oferta con todo el mobiliario. Existen interesados del sector hotelero.

19 may 2017 / 00:00

Su actual propietario lo ofrece en venta o en alquiler. “Su ubicación es privilegiada tanto para destinarlo como edificio de oficinas y hasta para hotelería”, dice Bolívar Rosero Andrade, presidente de la empresa Distelar, una distribuidora de telas a la que el Gobierno de los Estados Unidos seleccionó para negociarle la construcción en la que funcionó durante 50 años la oficina diplomática de este país.

Hace más de 15 días se le colgó el cartel donde se anuncia su oferta. Los primeros interesados están relacionados con actividades de la comunicación (un canal de televisión) y del mundo de la hotelería.

En todo caso, el futuro destino de esta construcción de 5.200 metros cuadrados está en veremos. Un porvenir que también depende de que se finiquite por fin su venta o alquiler.

Por lo pronto, ambos importes han sido definidos. Quien desee en propiedad el antiguo consulado de los Estados Unidos debe pagar los 4’200.000 dólares que se piden por él. O cancelar mensualmente hasta 36.000 dólares por su alquiler.

El edificio de siete pisos se lo entrega con todo el mobiliario que la oficina diplomática utilizó hasta el 13 de diciembre del 2013, cuando lo desocupó.

También quedaron ahí algunos sistemas de seguridad, eléctricos y sanitarios. Todo en muy buen estado.

Además, el terreno en el que se implanta la construcción ocupa un buen porcentaje de la manzana ubicada entre las calles 9 de Octubre, José de Antepara, Hurtado y García Moreno. En total, son 1.800 metros cuadrados. De estos, 900 están destinados para un área de parqueo.

La posibilidad de que se lo destine para hotel, según Johnny García, presidente del consorcio dueño del Hotel Man Ging, ubicado en la acera opuesta de donde está el antiguo consulado, implica un inversión muy fuerte. “Tanto como si se lo fuese a construir totalmente de nuevo”.

Lo dice por experiencia. Ellos destinaron 10 millones de dólares en adecuar un hotel en un edificio construido en 1952.

Algo de esto opina Raúl Suconota, director de la Revista Turismo y Comercio y editor de las guías oficiales de la ciudad. “Yo creo que por su ubicación y como para aprovechar la infraestructura y el mobiliario que quedó en el edificio, lo mejor sería que se lo destine para oficinas. Podría ser de abogados, porque está cerca del Palacio de Justicia, de la Fiscalía”.

Para Isabel Wagner Areco, presidenta de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces (Acbir-Guayas), la posibilidad de que se lo utilice como hotel ofrece varias ventajas.

Unas de estas es que tiene una importante área de parqueo, lo cual es un requerimiento esencial para que el Municipio le conceda el permiso de funcionamiento como lugar de hospedaje.

Otro punto a favor para vincularlo con el negocio hotelero es el hecho de haber sido ocupado por el Consulado de Estados Unidos durante cinco décadas. “Esto demuestra que es una construcción muy segura”.

Esto último podría ser aprovechado como valor agregado y llamativo por la cadena hotelera que lo adquiera.

Con una ubicación estratégica

De esquina a esquina el edificio del antiguo Consulado de los Estados Unidos tiene dos hoteles. En la acera opuesta de la calle García Moreno está el Oro Verde, mientras que del lado de la av. 9 de Octubre se ubica el Hotel Galería Man Ging.

Justo al costado de su emplazamiento la Función Judicial tiene un área de juzgados, a dos cuadras de ahí funciona el Palacio de Justicia, y hacia el sur se levanta la nueva sede del Colegio de Abogados del Guayas.

A LA CARTA