domingo, 19 noviembre 2017
12:26
h. Última Actualización

Cuatro ideas para dotar de espacio público a La Puntilla

La zona de Samborondón carece de ello. Pese a los reclamos, el Cabildo indica que cada ciudadela tiene su parque. Los expertos imaginan posibles soluciones.

17 jul 2017 / 00:01

Quince centros comerciales, un teatro, un cine, 150 restaurantes. La vía Samborondón lo tiene todo, menos espacios públicos. A lo largo de diez kilómetros donde residen más de 42.000 personas y laboran miles más no hay un solo parque o una plaza.

Bueno, por lo menos no donde se los pueda ver. Detrás de las elegantes murallas que protegen el ingreso a las 168 urbanizaciones de la zona, en cambio, sí hay árboles, juegos infantiles y senderos adoquinados donde, a diario, los residentes trotan, juegan y se reúnen.

Muchas ciudadelas incluso superan el 10 % de áreas verdes que el Municipio de Samborondón les exige.

Pero fuera de ellas, el Cabildo se queda corto. La única propuesta pública para los habitantes es la ciclovía que conecta el km 9,5 de la avenida con la vía León Febres-Cordero.

Y aunque los moradores coinciden en que, tras los muros, hay dónde hacer vida comunitaria, también creen que faltan sitios donde congregarse o hacer deporte.

“Mis hijas salen a correr todos los días porque ‘Riberas del Río’ es una ciudadela pequeña y no pueden entrenar. Yo tengo pánico de que las atropellen”, comentó Sara de Palacios.

Andrés Zavala, en cambio, ansía ver zonas naturales. “El parque Samanes me encanta y creo que aquí, es algo que falta. Nosotros solo tenemos malls”.

Pero es un panorama que difícilmente cambie. El Municipio cita los altos costos de expropiación de los pocos lotes vacíos en la vía como un freno. Alegan también que cada urbanización tiene su propio espacio de esparcimiento.

EXPRESO pidió a cuatro urbanistas que reimaginen la concurrida avenida con posibles soluciones para la creación de espacios públicos.

María José Pazmiño, arquitecta especializada en Desarrollo Urbano, David Hidalgo, docente y experto en Regeneración Urbana, Luis Alfonso Saltos, especialista en Planificación Urbana y Regional, y José Daniel Cevallos, catedrático universitario e ingeniero civil, plantearon posibles métodos para introducir estas necesarias superficies en la zona.

Las innovaciones, comentaron, son de bajo costo.

Para Hidalgo, por ejemplo, habilitar plazas junto a los centros comerciales es una solución viable. Pazmiño aboga por sembrar áreas naturales en parcelas subutilizadas, Cevallos cree en ganar terreno a las aceras. En lo que concuerdan es en la necesidad de que estas áreas se implementen.

“Los espacios públicos como parques, plazas, bibliotecas, etc. son los que hacen a una ciudad atractiva para el turista o el local, permiten captar divisas y atraen la inversión de transnacionales generando una riqueza colectiva”, analizó Saltos.

Dos proyectos en la mira del Municipio

En marzo de este año, el Cabildo de Samborondón indicó a EXPRESO que contaba con dos iniciativas para edificar áreas de esparcimiento. La primera es un espacio verde que ocupará 8.000 metros cuadrados y que contará con una ciclovía y camineras. Este, se supone, avanzará desde el kilómetro 3,5, donde se ubica el nuevo puente que une la vía con Guayaquil, hasta el kilómetro 5,5.

La segunda es la construcción del Centro de las Tradiciones y Culturas del Buijo Histórico, que se unirá con la ciclovía actual del kilómetro 9,5.

En el momento no se indicaron fechas tentativas para ambas.

Este Diario consultó el martes al Cabildo sobre los avances en estos proyectos y la viabilidad de edificar otros espacios públicos pero, hasta el cierre de esta edición no hubo respuestas.

A LA CARTA