sábado, 24 febrero 2018
01:03
h. Última Actualización

El parabrisas como un medio para expresarse

Hay dueños de vehículos que colocan las más diversas frases e imágenes. Dominan las de pertenencia y agradecimiento

13 feb 2018 / 00:00

Pasajes bíblicos, reconocimiento a seres queridos o un tributo al lugar de nacimiento. Son algunas frases, a veces acompañadas de imágenes que exhiben los parabrisas en ciertos vehículos, especialmente en la parte posterior de automóviles y camionetas.

“Jesús guía mi camino”, “Un regalo de mis padres”, “100 % manabita”, “Un solo Ídolo tiene el Ecuador”, “No envidies, trabaja” y “Que Dios te dé el doble de lo que me deseas” están entre los detalles que buscan la atención de conductores y peatones.

El taxista Freddy Carrión, exhibe en la parte posterior la figura de dos adultos, dos niños y un perro. La colocó por sugerencia de uno de sus hijos para que “todos conozcan a los miembros de la familia”.

El conductor Francisco Palomeque exhibe en su carro los nombres de sus tres hijos. Es la mejor manera de tenerlos presente, luego de que quedaron en poder de su exesposa.

En la furgoneta de Rigoberto Morán se observa “Jehová es mi pastor, nada me faltará” (salmo 23). La exhibe desde hace dos años, para agradecer a Dios por sanar las heridas que le dejó un accidente.

Están los mensajes con humor, para reflejar a un chofer alegre. Así lo interpreta Luis Guerrero, quien en el parabrisas de su camioneta exhibe un dedo pulgar en alto y en medio la frase “Siempre positivo”.

Esta tendencia ha creado un negocio. Uno de los sectores en donde los elaboran está en las inmediaciones de la calle Ayacucho, caracterizada por la comercialización de repuestos y accesorios automotrices.

El diseñador gráfico, Juan Armijos, comenta que hasta su local, situado en las calles Gallegos Lara y Pedro Pablo Gómez, acuden semanalmente unos 200 clientes.

Por lo regular son personas que le solicitan mensajes que representen el esfuerzo económico logrado e indirectamente “atacar a los criticones”.

Una frase de Armijos y que tiene acogida por los clientes es: “Si la envidia fuera veneno, mi progreso sería tu muerte”.

Las rotulaciones en vinil adhesivo tienen un costo mínimo de 5 dólares, dependiendo de la cantidad de letras e imágenes.

Mientras 25 dólares cuesta el trabajo elaborado en material microprocesado, que permite una mayor visibilidad desde el interior del automotor.

El psicólogo Samuel Merlano señala que el mensaje en los parabrisas es una manera de comunicarse, utilizando al automotor como plataforma.

“A todo ser humano le gusta comunicarse de varias maneras, lo que siente, piensa, cree, entiende y sueña”, remarca.

El especialista toma como referencia los mensajes bíblicos. “Transmitiendo la Palabra se convierte en un misionero ambulante, al tiempo que agradece el regalo recibido”, dice.

Otro mensajes en los parabrisas, indica Merlano, están relacionados con el esfuerzo económico, al tiempo de despejar dudas al entorno, en ocasiones llegando al sarcasmo.

En algunos casos hay restricciones

El artículo 391, literal 11, del Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece: la persona que conduzca un vehículo con vidrios con películas antisolares, oscuras, polarizados o cualquier tipo de adhesivo que impidan la visibilidad del conductor, excepto los autorizados en el reglamento correspondiente o cuyo polarizado de origen sea de fábrica.

El comandante de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), general Luis Lalama, indica que el exceso de obstrucción en el parabrisas posterior es considerado como una contravención leve de segunda clase.

El oficial recuerda que este tipo de infracción representa una sanción de 10 % del salario básico unificado (38,6 dólares) y la reducción de tres puntos en la licencia de conducir.

A LA CARTA