jueves, 24 mayo 2018
23:59
h. Última Actualización

Un ‘juego’ entre compañeras le habría causado la muerte

Se detectó que la niña de 11 años tuvo un trauma encefálico provocado por dos causas: una anomalía congénita y por el estrés que pasó luego de supuestamente haber sido golpeada y amarrada por 4 compañeras.

15 may 2018 / 10:26

Solo en recuerdos quedará la voz de su hija diciéndole: “Papá, yo quiero ser abogada”. Tyrone Morán Bustos perdió a su pequeña Britany luego de que estuviera un día en estado de coma.

Al parecer, la menor de 11 años sufrió un trauma a nivel encefálico, producto de una anomalía congénita y del estrés que sufrió luego de haber sido supuestamente amarrada y golpeada por cuatro compañeras de colegio el viernes 11 de mayo por la mañana.

Según Tyrone, su hija acudió a clases y, aprovechando que no estaba el docente en el salón, cuatro alumnas llamaron a su hija a un rincón del aula “para jugar”. Sin embargo, las niñas le habrían puesto una toalla en la boca a Britany, le ataron supuestamente las manos y las piernas y, finalmente la zarandearon.

Una amiga de la niña la ayudó a zafarse “del juego” y supuestamente había avisado lo ocurrido en clases a las autoridades del plantel educativo, ubicado en el sur de la ciudad.

Ese mismo día por la noche, ella le contó a Tyrone lo ocurrido. Él recordó que su hija le dijo llorando que ya no quería regresar al colegio.

Falleció en Día de la Madre

El sábado por la mañana, la niña tuvo dolores de cabeza. Su padre la llevó hasta un hospital, donde al ver que “ella no tenía fiebre”, la derivaron a un centro de salud.

Una vez ahí, la menor de edad empezó a decaer. Vomitó sangre y de su nariz también empezó a brotar el fluido.

En ese instante, detalló el padre, Britany fue trasladada a una clínica para que le realizaran una tomografía, pero fue tarde: había sido declarada con muerte cerebral y cayó en estado de inconsciencia profunda, explicó.

La noche del domingo, el corazón de la menor de edad latió fuerte y su familia esperaba que despertara. Sin embargo, fueron los últimos movimientos cardiacos de Britany, ya que minutos después falleció.

Los restos de la niña son velados en su domicilio ubicado en el sur de Guayaquil. Hasta el sitio solo han llegado compañeros de clases.

La tarde del lunes 14 de mayo, Tyrone fue a poner la denuncia en la Fiscalía del Guayas, contra del rector de la unidad educativa donde estudiaba su hija.

(AVB)

La Fiscalía

“Se podría tipificar un homicidio culposo”

El fiscal de flagrancia Wilson Álvarez Valencia, señaló que la Fiscalía del Guayas investigará el caso por un homicidio culposo.

El funcionario público explicó que, tal como se detalla en la denuncia puesta por el padre de la menor de edad fallecida, no existió intención de asesinar a la pequeña. Sin embargo, producto de los presuntos golpes, la niña falleció.

“Se podrá tipificar un homicidio culposo con una pena de tres a cinco años”, comentó Álvarez. El fiscal también agregó que la entidad investigará el caso, pues en el colegio habría habido una “negligencia por parte de las autoridades”.

A LA CARTA