domingo, 22 julio 2018
14:01
h. Última Actualización

Una avenida de primera, que luce como de tercera

A lo largo de la Juan Tanca Marengo existen baches, alcantarillas sin tapa y aceras deterioradas. Vecinos de ciudadelas aledañas piden su regeneración.

13 jul 2018 / 00:00

Es una de las avenidas más importantes del norte de la ciudad, pero los que la recorren a diario dicen que ha sido olvidada. Calles desniveladas, aceras destruidas, basura en las esquinas, la existencia de postes viejos, muros divisorios desgastados y daños en los paraderos son algunos de los males que, a decir de los moradores de las ciudadelas aledañas, le quitan relevancia vial.

“Yo vivo a una calle y la transito todos los días y es una pena ver que está destruida, llena de cables en forma de tallarín o tirados en el piso. Es muy oscura por la noche y luego de las 20:00 es un peligro coger bus o taxi”, menciona Luis Cevallos, un morador de Urdenor.

Una opinión parecida tiene Marcela Trujillo, quien reside en la Martha de Roldós. De ese lado, asegura, la situación es peor, pues la mayoría de veredas tiene huecos, tierra, maleza, algunas tapas de alcantarilla están levantadas y otras colapsadas, lo que hace más difícil la circulación de peatones.

“Mi mamá tiene 85 años y la movilizamos en una silla de ruedas. Lamentablemente se hace complicado salir a coger taxi a la principal. A veces hemos tenido que esperar en la calle o avanzar por callejones hasta el paradero del Registro Civil que sí está arreglado”, cuenta Trujillo.

La arteria, que inicia en la vía Daule y llega hasta la intercepción con la avenida de las Américas, conecta a ciudadelas como Alborada, Sauces, Los Samanes, Garzota y Álamos con Urdesa, Kennedy, Martha de Roldós y otras cooperativas y sectores del noroeste de la ciudad. Tiene una longitud de aproximadamente seis kilómetros y atraviesa otras vías importantes como la Francisco de Orellana y la Benjamín Carrión Mora.

Del lado de la ciudadela Guayaquil, diagonal al Mall del Sol el panorama cambia un poco. Los pocos paraderos que hay no están dañados y las veredas, aunque no hayan sido recientemente regeneradas lucen limpias y con menos signos de deterioro.

Milton Rivera, quien trabaja en una panadería de la zona, cree que los constantes accidentes y lo poco o nada que se hace para arreglar el daño que causan han provocado el estado de la vía. “Aquí hay choques todos los días. Contra postes, parterres, atropellan a los peatones, pero lo único que se hace es limpiar y despejar la vía. Queremos que haya una intervención”.

Tránsito y drenaje pluvial

La Autoridad de Tránsito Municipal ha anunciado que, dentro de sus proyectos de semaforización peatonal, señalización horizontal e instalación de paraderos, se incluye a la avenida Juan Tanca Marengo, pues la vía es considerada como una de las zonas “de mayor conflicto y gran afluencia de transeúntes”.

Estos trabajos ya se están desarrollando en otros puntos de la ciudad y se espera que se ejecuten en esta arteria vial en los próximos meses.

El Municipio también realizará la construcción de estructuras de drenaje pluvial que conforman el sistema de alivio de la avenida Juan Tanca Marengo, a la altura de la Martha de Roldós. La obra se realiza con el objetivo de evitar que el sector se inunde, pues cada año los moradores sufren las consecuencias de la época invernal.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA