viernes, 23 febrero 2018
19:19
h. Última Actualización

El tránsito colapsa el único carril

Vecinos de las ciudadelas ubicadas en la calle Celeste Blacio, de La Puntilla, dicen sentirse apresados por el tráfico. Moradores y urbanistas proponen soluciones.

08 feb 2018 / 00:00

Estaban atrapados. Los moradores de las dieciocho urbanizaciones y condominios que están asentados entre las avenidas Celeste Blacio de Rendón y UEES, en el kilómetro 2,5 de la avenida Samborondón, vivieron un día de locura mientras se desarrollaba la jornada electoral el domingo 4 de enero.

¿La razón? Muchos de ellos no pudieron salir o regresar a sus casas porque el fuerte tráfico, provocado por los recintos electorales ubicados en el sector, los dejó prácticamente aislados.

Andrea Salame vive desde hace cinco años en la urbanización Santa Fe, en la calle Celeste Blacio, frente a la entrada principal de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, y dice sentirse afectada.

“El domingo, entrar o salir de casa era imposible. Había filas interminables de cuatro o cinco cuadras. Pero no me sorprende”. La situación no es nueva, dice Salame. Ingresar por Alhambra, el nuevo centro comercial que está construyéndose (y que a decir de los vecinos complicará más el tráfico), resulta inútil de 07:00 a 10:00 y de 12:00 a 15:00, las horas pico en las que los residentes se mezclan con los buses escolares y padres que van a dejar o recoger a sus hijos a la UEES y a la Unidad Educativa Nuevo Mundo, preocupación que fue recogida por este Diario en noviembre.

La Celeste Blacio, que dispone de un carril de ida y otro de regreso, también tiene la opción de parquear a uno de los costados, lo que a decir de muchos moradores debe eliminarse. “Creo que la autoridad de tránsito debería considerar prohibir que los vehículos parqueen o dejen y reciban pasajeros en la zona. Que se estacionen a esperar más de cinco minutos ya colapsa la calle”, explica Ximena Mendoza, quien cada mañana deja a su hija en el colegio y que ha preferido caminar desde su casa para evitar el tráfico.

Roberto Layana, también residente, opina de forma similar. Pide que los autos no aparquen en el área y que la calle cambie su ruta de funcionamiento. “Hace 10 o 15 años la vía era unidireccional y todo iba bien. Había menos construcciones y eso ayudaba. Aun así era notorio que había fluidez”.

El urbanista Mijail Castillo está de acuerdo con los vecinos, pero cree que la prohibición de parquear solo debería ser en horas específicas. “Este es un problema que se repite en Guayaquil. Son calles muy angostas y las autoridades deberían considerar ampliar la vía o construir una calle alterna que conecte con la avenida principal. Pero eso implica expropiar lotes vacíos o viviendas”.

Para Castillo, la mejor y más rápida opción es que la calle sea de una sola vía.

Con él concuerda Samantha Cevallos, también urbanista. “Por el momento, hasta que se hagan estudios para nuevas construcciones, esa es la solución más adecuada. Sin embargo, la autoridad debe prever una vía de entrada y que el sentido de las calles internas no genere conflicto”.

El Municipio de Samborondón, por su parte, asegura ya estar trabajando en un proyecto que pretende mitigar los efectos del tránsito. Todavía nada está dicho, pero según adelanta a EXPRESO el director de la Empresa Pública Municipal de Movilidad, Carlos León, se están realizando estudios que confirmarán cuál es la medida más viable a poner en práctica.

Entre las opciones que se manejan se habla de reformar los retornos, volver unidireccional la avenida Celeste Blacio en ciertos tramos, modificar sus entradas y salidas, o todo el circuito que integra el área.

Municipio

“El mall no complicará el tráfico”

Si bien la presencia de Alhambra preocupa a los residentes, para el Municipio la plaza no incrementará el tráfico puesto que, al igual que el resto de malls del entorno, este cuenta con un estudio estructural, medioambiental y vial que confirma que no habrá ningún tipo de caos o complicaciones. Además, aseguró en noviembre pasado Liliana Guerrero, directora de Edificaciones del Cabildo, Alhambra tiene vías internas (de ingreso y salida) que facilitarán la fluidez y la circulación. “Hay planes técnicos”, argumentó.

A LA CARTA