lunes, 18 diciembre 2017
12:42
h. Última Actualización

Buscan ordenar 12 cuadras donde reinan los monigotes

Por un mes la calle 6 de Marzo se convierte en el mayor mercado de muñecos del país. La Policía, el Municipio y la ATM intentan evitar el caos en estos días.

05 dic 2017 / 00:00

No hay otro sector en Guayaquil como la calle 6 de Marzo que se haya ganado el derecho de ser considerado el de mayor concentración de monigotes del país.

A lo largo de 1.400 metros lineales, más de 2.000 comerciantes ocupan pequeños talleres, negocios, veredas y hasta parte de las aceras para exhibir muñecos de cartón, madera y papel reciclado.

Tal es la situación que durante las últimas dos semanas del año, en esas 14 cuadras no cabe un alfiler. Eso es precisamente lo que preocupa a las autoridades -Policía, Cuerpo de Bomberos, Municipio y ATM-.

Lo que para los comerciantes y muchos guayaquileños es una tradición de más de 30 años, se lo revisa en estos días por las complicaciones urbanas que genera.

En el asunto de tránsito, la 6 de Marzo es una de las avenidas vinculadas al circuito Corredor Vial 1. “A la ATM le preocupa que se le cierre el paso a estos buses”, dice Manuel Cruz, uno de los pioneros en la ciudad en fabricación de monigotes.

La seguridad es preocupación policial. “La presencia masiva de personas convierte a esta calle en muy atractiva para la delincuencia”, dice el capitán Jaime Tirado Pacheco, jefe del Distrito Chile, a cargo del control policial del sector.

Para el caso del Cuerpo de Bomberos, la venta de petardos junto a puestos de comida en las que se encienden cocinas implica una bomba de tiempo que en cualquier momento podría reventar.

Es por eso que en las últimas semanas al lugar han llegado delegados del Municipio, la Policía Nacional, ATM, Cuerpo de Bomberos y la Intendencia, con el fin de tomar control de la situación.

“Lo que se busca es evitar el desorden”, alega Ricardo Fernández, dueño de una picantería y quien por estos días preside a la Asociación de Fabricantes de Muñecos que apoya el control. “Es cierto que esto es un caos, pero no lo provocamos los artesanos. Somos los menos. Son más los que se instalan con frutas, ropa y comida”.

Si el número de fabricantes está entre los 1.000 a los 2.000, esta cifra se duplica y hasta triplica, dice Fernández, con la venta de comida preparada, petardos, ropa y bebidas.

Una de las primeras medidas que se tomará será precisamente evitar la concentración de personas. Para esto se han conformado brigadas en cada cuadra. Los comerciantes serán los encargados de denunciar a la Policía el ingreso de quienes no ocupen las veredas o vendan petardos.

VOCES

Jaime Tirado Pacheco

Jefe policial del Distrito Chile

Lo que pretendemos es que esta calle no se convierta en un punto de riesgo tanto en seguridad personal, por el robo, también para la comunidad, por la posibilidad de un incendio de grandes proporciones.

Luis Lalama

Director de Operaciones de la ATM

Está claro que la calle 6 de Marzo es un corredor vial, pero en un par de semanas habrá una reunión para definir que estos buses sean trasladados de manera provisional hacia la calle Lorenzo de Garaicoa.

Ricardo Fernández VAnegas

Asociación de Fabricantes de Monigotes

No nos oponemos al control. Lo que sí pedimos es que nos dejen trabajar. La Policía sí nos está ayudando a organizarnos. Esperamos contar, desde el 15 de este mes, hasta con uniforme.

Operativo

Un plan para imponer el orden

Se tiene previsto que el gremio de artesanos fabricantes de monigotes se reúna esta semana con el gobernador José Francisco Cevallos y delegados del Municipio para establecer un organigrama, sin embargo, la unidad policial del sector, junto con los comerciantes, trabajan en un esquema que les permita tomar control de la calle 6 de Marzo. Existe el compromiso de los comerciantes de no cerrar la calle y esperar que las autoridades definan una fecha en lo que esto se pueda dar.

A LA CARTA