jueves, 22 febrero 2018
16:46
h. Última Actualización

Otras 295 firmas fantasmas, bajo la lupa

El 59 % de estas nuevas empresas operaba desde Guayas

13 feb 2018 / 00:00

El Servicio de Rentas Internas (SRI) ha abierto una segunda fase de su plan que busca erradicar la presencia de empresas fantasmas en el mercado. Esta vez rastrea a 295 nuevas firmas para dar con los contribuyentes que compraron las facturas falsas que estas ofrecían, con el fin de evadir el pago de impuestos.

De este grupo, 167 son compañías y 128 personas naturales. El patrón de ubicación de estas firmas se repite, pues la concentración de este tipo de compañías vuelve a estar en la provincia del Guayas, con 173 casos, lo que equivale a una participación del 58,64 %. En el listado le siguen las provincias de El Oro (con 38 empresas), Pichincha (con 36 firmas), Manabí (con 17) y Azuay (con 13).

Adicional a ello, según explican representantes del organismo recaudador, el SRI ha identificado 146 casos que entraron a este proceso de análisis, pero que no han sido considerados dentro del grupo de empresas fantasmas. Eran determinados contribuyentes, explican, que tenían ciertos comportamientos que llamaron la atención de la administración tributaria: “No tenían movimientos, no tenían actividad económica, estaban omisos en sus obligaciones. Entonces para salvaguardarnos de cualquier problema e impedir que a futuro esto sirva como un instrumento de defraudación tributaria, se suspendió el Registro Único del Contribuyente (RUC) de estas compañías ”.

El SRI desarrolló el año pasado la primera fase de este plan, en torno a 512 empresas fantasmas identificadas. Estas fueron acusadas de realizar transacciones falsas por un valor superior a los $ 2.000 millones, lo que habría ocasionado un perjuicio al Estado de más de $ 600 millones. Esta fase incluyó una denuncia penal en contra de 484 contribuyentes ante la Fiscalía Provincial del Guayas, tras ser acusados de usar facturas falsas y por no regularizar su situación.

Aún se desconoce el perjuicio económico que estas 295 nuevas firmas pudieron haber ocasionado al Estado ecuatoriano. Para identificar aquello, primero se deberá contabilizar la cantidad de contribuyentes que sirvieron de clientes y el número de transacciones efectuadas.  LZR

A LA CARTA