viernes, 22 junio 2018
22:16
h. Última Actualización

Rubén Flores: “Un acuerdo con Estados Unidos al estilo TLC está muy distante”

El ministro de Agricultura y Ganadería no es nuevo en el sector. Estuvo al mando de Expoflores y ha sido también consultor privado en temas rurales.

01 mar 2018 / 00:02

El ministro llegó a la primera reunión del Grupo Diálogo Rural del año en Guayaquil más afilado que machete de montuvio, y le puso sal a muchas heridas abiertas en la década pasada, la década de las deudas impagas al agro. El primer grano de sal cayó sobre la llamada “gran minga agropecuaria”, de la que no existía ni en proyecto; el segundo cayó sobre el banano: que nadie reclame cuando llegue la época de bajos precios; el tercero sobre los combos entregados a los productores y otros sobre los intermediarios del maíz que ‘usan’ a dirigentes; y, de un acuerdo comercial con Estados Unidos en estilo TLC.

- Ha mandado hoy varios mensajes claros. El uno, es una reestructuración del Ministerio, ¿hay plazos parámetros?

- Será en función del mandato que nos dio el presidente de consolidar la Gran Minga Agropecuaria como parte fundamental del elemento programático del Plan Toda una Vida. Hay dos vertientes en la agricultura: una del agronegocio impulsado desde el año 1800, de la época cacaotera, que se ha articulado a los mercados; y por otro lado la agricultura familiar. El Ministerio se reestructura con dos viceministerios: el de Agronegocio y el de Agricultura Familiar, sobre eso van todos los elementos. Ayer tuvimos la reunión final con el secretario de planificación (Senplades).

- Los kits (combos subsidiados) no han logrado lo que se esperaba y la Gran Minga cuando se la planeó no había nada. ¿Qué hará ahora? Lo que dijo entre líneas es fundamental...

- No entre líneas, lo he dicho de frente. Hay que tomar al toro por los cuernos. La minga en la vida real estaba en la cabeza de la gente, no había una estructura; lo que hallé fue un ejercicio que planteaba un modelo de gestión y no había claridad. Ahora tenemos no solo el modelo, sino la Gran Minga como proyecto único que es institucional y política también; que articula todo, riego, capacitación, acceso a mercado y los kits.

Flores dijo que si se pregunta a los arroceros ellos no quieren kits, sino comercialización y que estos combos sirvieron para crear “clientelismo político”.

- La UNA parece haber fracasado y lo demuestra lo que pasó con el arroz. Usted dijo que tiene almacenadas más de 40.000 toneladas de arroz en cáscara y 18.000 pilado.

- Les pedí los flujos a la UNA

- ¿Qué halló?

- Que sencillamente tenía acumulado tres años de arroz, dos o tres de quinua, cuatro años de fertilizantes y que no se había hecho estrategia de comercialización.

- ¿Se va a exporta arroz?

- Hemos asumido el liderazgo. Ese arroz debe salir del mercado. Buscamos dos espacios. Está aceptada la exportación de 13 mil toneladas a Venezuela a través del fideicomiso y así se garantiza el pago en Ecuador. El otro mercado es Colombia, pero en estos últimos tiempos ha planteado algunas restricciones sanitarias para el ingreso de nuestro arroz. Pero aceptó definir unos cupos, creciendo anualmente, de 100 mil toneladas y tenemos 40.000 listas para colocarlas esta semana, están acordadas. Por eso mañana (hoy) tenemos una reunión del Comex, queremos mandarle un mensaje a

Colombia: esto tiene que ser recíproco, no puede ser que nos pidan que les abramos el mercado y ellos lo tienen cerrado.

- En banano se plantea la extensión de las siembras, el cambio a la ley y un viceministerio...

- Es complejo lo que ha sucedido. La Ley del Banano fue hecha cuando las condiciones eran distintas, vendíamos a tres mercados y había concentración de exportadores; ahora hay varios mercados y muchos exportadores, y eso ha hecho que se desarrolle el mercado spot, que define la informalidad. Unos bananeros quieren el cambio a la Ley, otros, cambios a los instructivos y otros el statu quo. Los que quieren que las cosas se queden como están no cuenten conmigo. Los bananeros deben definir. Pero sí les digo: aprovechen mi liderazgo para cambiar la ley.

El grano de sal fue para lo que había en el Ministerio: “Lo que tienes hoy día como Unidad del Banano es lo más débil que puedes tener como cadena. Un abogado que no es funcionario y que resuelve la mediación entre productores y exportadores sin ser empleado del Ministerio, esa es la fragilidad”. Por eso y otras cosas los camaroneros se han “lustrado los dientes con los bananeros”, pues ahora son el segundo rubro más importante en la exportación no petrolera.

- Y se viene la temporada baja. Y usted les mandó un mensaje a través de un Acuerdo Ministerial: que firmen contratos. Ya se les acabó el plazo...

- Hay apenas 1.500 contratos firmados, voy a tomar decisiones. Les he mandado otro mensaje: miren al camarón ¿qué ley tiene? ¿qué precio oficial tiene? y cuánto ha crecido. Usted ha escuchado a los camaroneros decirle al Gobierno algo sobre el precio; qué floricultor, qué productor de melloco. La discusión es cómo capturamos la posibilidad de darle de comer al mundo.

- Ha tenido reparos de otras entidades del Gobierno...

- No. Esta es una política de estado. Mire cómo el Banco de Fomento creció de 50 millones en créditos mensuales a 83 millones, y serán 100 millones al mes en este año.

- El sector empresarial fijó sus esperanzas en un TLC con Estados Unidos, usted lo ha dejado claro: no es fácil en la administración de Donald Trump hacerlo y que no es conveniente en las condiciones que se presenta este acuerdo...

- Hay dos aclaraciones. Nuestro presidente nos ha pedido que no nos cerremos a nada, en consecuencia que midamos las oportunidades, pero a la vez que cuidado le hacemos daño a nuestra agricultura. El acceso no es solo arancelario. Le planteamos al secretario de América Latina que estuvo aquí con el presidente: necesitamos un comercio recíproco, que somos un país pequeño que necesita vender más, que no nos pongan barreras fitosanitarias, que encapsulen los temas irritantes. ¿El irritante es la tasa aduanera? El Departamento de Comercio nos ha dicho que no les afecta. El embajador tiene su agenda propia aquí, nos plantea eso y se pone con el discurso de los empresarios.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA