martes, 19 junio 2018
01:02
h. Última Actualización

Ecuador entra en una etapa deflacionaria de manual

Seis meses consecutivos de bajos precios colocan al país en este periodo poco usual. Los expertos lo atribuyen al bajo consumo en una débil economía.

07 mar 2018 / 00:00

Que el mercado sume seis meses consecutivos de bajos precios puede ser una noticia que alegre al bolsillo del ecuatoriano, pero a corto plazo. Para analistas económicos consultados, el hecho de que el país haya entrado a una etapa de deflación es motivo de empezar a preocuparse, pues significa que el consumo y la tan ansiada recuperación económica no están dando las señales esperadas.

Ayer, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) reveló que la variación anual del índice de febrero alcanzó un -0,14 %, la sexta caída mensual consecutiva que cumple con las características de lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) encasilla como etapa deflacionaria. Entrar en este periodo es poco usual, dice Vicente Albornoz, decano de la Facultad de Economía de la Universidad de las Américas. De hecho, explica, Ecuador no había experimentado una etapa igual desde hace 85 años. “Hemos tenido pocos meses con caídas de precios, pero así, como deflación larga, la última que tuvimos se dio en el año 1932”.

Albornoz aclara que lo que se registra en el mercado no es un desplome abrupto de precios, pero sí una baja generalizada que genera un efecto negativo en la economía. “La deflación crea un desincentivo para no consumir y no producir. ¿Para qué voy a comprar algo, si sé que en tres meses estará más barato? En ese sentido eso es un problema para que la economía se dinamice y pueda recuperarse”.

Según el Banco Central, en el 2017 el crecimiento económico del país alcanzó el 1,5 % y para este año, se espera esté rondando el 2 %. Para Larry Yumibanda, presidente del Colegio de Economistas del Guayas, alcanzar mejores resultados de expansión implicará que el Gobierno deba hacer ajustes para primero salir de este estado deflacionario. Una labor que, advierte, no será sencilla.

Lo que se requiere, dice, es que el Gobierno estimule al mercado con la baja de ciertos impuestos y que inyecte dinero en la economía, pero de forma eficiente. “En vez de destinar recursos a la obra pública, los ha venido recortando para dedicar esto a incrementar el gasto corriente (sueldos y salarios del sector público). Si continuamos de esta manera no vamos a poder salir de este estancamiento de demanda”. Y si no hay demanda, explica, las empresas no producen; si no se produce, no se genera mayor empleo.

Este panorama, sostiene Patricio Alarcón, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio, no ayuda en nada para que el sector comercial se siga recuperando. El año pasado, dice, tras la eliminación de las salvaguardias al producto importado, el sector pudo revertir su mala racha en ventas al crecer un 5 % en su facturación (casi $ 66.000 millones); no obstante, aclara, ese fue uno de los crecimientos más bajos desde antes del 2014. Este año, Alarcón confirma una estrategia generalizada: la de recurrir a promociones o bajar precios para poder mover el inventario de productos y poder vender en el mercado.

Según el INEC, la Costa fue la región que presentó una inflación negativa en febrero, con un 0,49 %. La mayor baja de precios se reportó en Guayaquil, con un -0,66 %, versus el 1,63 % positivo de igual mes del año pasado. En la lista le siguen Esmeraldas (-0,74 %), Machala (-0,28 %) y Manta (-0,15%).

El mercado y sus precios

Mes de febrero

Las cifras del INEC nos indican que en febrero de este año, la canasta familiar, que contiene 359 productos, fue un -0,14 % más barata de lo que estaba en febrero del año pasado.

En Guayaquil

Guayaquil es la que mayor baja generalizada de precios reporta. Su variación anual cayó al -0,66 % en febrero de este año, versus el 1,63 % del año pasado. La variación de Quito fue de 0,42 %. Cuenca registró un -0,05 %.

Por productos

En febrero, el costo de la canasta básica alcanzó los $ 710,46. Este mes, los productos que más influenciaron en una inflación negativa fueron los alimentos y bebidas no alcohólicas y los bienes y servicios.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA