miércoles, 20 septiembre 2017
19:29
h. Última Actualización

Polémica por cambios en Agricultura

Despido del viceministro causó reclamos. Ayer hubo un plantón.

18 jul 2017 / 00:00

El viernes al mediodía se alborotó el sector agropecuario, tras conocer a través de un tuit posteado en Diario EXPRESO la salida del viceministro Javier Villacís, mentalizador de la minga agropecuaria de la campaña de Lenín Moreno, y la no renovación del contrato de 250 técnicos de campo.

El fin de semana la información siguió corriendo y las críticas apuntaron contra un político acusado de colocar en los cargos medios a personal de la provincia de Los Ríos, afines. Al tiempo que otro grupo, más pequeño, defendía los cambios a través de Twitter.

Ayer la ministra Vanessa Cordero estuvo en Guayaquil. En su agenda constaba una reunión con los colaboradores del Viceministerio y con productores de arroz y maíz de Guayas y de Los Ríos.

Pero en la calle Francisco de Orellana la esperaba una protesta organizada por la Asociación Coordinadora Ecuatoriana de Productores de Cacao Fino de Aroma, dirigida por Wilfrido Riera, secretario técnico.

En la reunión con los arroceros no estuvieron invitados los que siempre acuden a ellas, desde el Gobierno de Rafael Correa. No estuvieron Julio Carchi, de Daule, ni los dirigentes de la Corporación Nacional de Arroceros. Ambas entidades confirmaron a EXPRESO que no fueron llamados a la cita con Vanessa Cordero.

En la reunión con los empleados la funcionaria manifestó que había “que trabajar de la mano”.

El plantón, donde se criticó la política estatal, cuestionaba el trabajo del Ministerio, mientras Cordero notificaba que se entregarán los kits a los agricultores desde mañana y ratificaba el compromiso de realizar la “gran minga agropecuaria”.

La minga fue la propuesta elaborada por el cesado Javier Villacís, quien estuvo al frente del Programa de Café y Cacao del Ministerio durante la gestión anterior.

No son estas las únicas “papas calientes” de la joven ministra. La baja del precio de la caja de banano a 2 y 2,5 dólares para la fruta spot, pero que afecta también a la fruta bajo contrato, tiene en vilo a la industria más relevante del país.

La falta de datos reales sobre la cosecha de invierno de maíz es otro asunto que preocupa a la industria de alimento balanceado, pues haría falta importar grano. Las plagas de arroz en Los Ríos son un problema de larga data sin resolver.

A LA CARTA