martes, 16 enero 2018
20:46
h. Última Actualización

A 2,5 kilómetros del oro

El proyecto minero Fruta del Norte inauguró las entradas de túneles para sustraer oro. Las obras tienen un avance del 15 %. A finales de 2019 se extraerá el metal.

Quito /
12 ene 2018 / 00:01

Las puertas para extraer oro se abrieron. El pasado miércoles se inauguraron las entradas de los túneles de Fruta del Norte (FDN), ubicados en la parroquia Los Encuentros del cantón Yantzaza (Zamora Chinchipe).

Este es el primer proyecto minero subterráneo a gran escala del país que está al frente de la canadiense Lundin Gold.

FDN, según Lundin, cuenta con reservas minerales probables estimadas de 4,9 millones de onzas de oro y de 6,8 millones de onzas de plata.

La extensión de los túneles inaugurados llega a más de 3 kilómetros y cuando se llegue a los 5,5 kilómetros de túnel, en el cuarto trimestre de 2019, se extraerá el primer gramo de oro, aseguró Eduardo Cortez, técnico minero de Lundin.

Es decir, para llegar al metal precioso, a la empresa minera le falta por excavar cerca de 2,5 kilómetros de túnel.

Luego de realizar pruebas se tiene previsto que la producción comercial se realice para mayo de 2020.

Kuri (oro en lengua shuar) y K’isa (fruta en idioma kichwa) son los nombres de los dos túneles, cuyas rampas gemelas de acceso subterráneo servirán para conectar la superficie con el yacimiento, que estará a una profundidad de 450 metros.

Este proyecto tiene una duración de 15 años, aproximadamente, de producción. Para 2034 se tiene previsto llegar a 18 kilómetros de túnel.

En promedio, por cada tonelada de piedra se espera extraer 10 gramos del metal precioso.

Solo en los túneles, dijo Ron Hochstein, presidente y director ejecutivo de Lundin Gold, unos $ 120 millones.

La construcción de los túneles está a cargo de SME, un consorcio conformado por la constructora ecuatoriana Semaica y la chilena Más Errázuriz.

En total, en todas las obras civiles se invertirán más de $ 700 millones.

Se estima que FDN genere un promedio anual de oro de 325.000 onzas durante 15 años, periodo proyectado de vida útil de la mina, en el que se producirán barras de doré y concentrado de oro.

Según datos de la empresa, en el periodo de construcción del proyecto aurífero se tiene previsto llegar a un pico de contratación de aproximadamente 1.800 personas. Actualmente el 53 % de esos trabajadores proviene de Zamora Chinchipe.

El año pasado, detalló Hochstein, la minera contó con 290 proveedores locales y las compras a estos comerciantes ascienden a $ 12,5 millones.

Se estima que Ecuador recibiría $ 928 millones durante los 15 años que dure el proyecto. Esto equivale a una ganancia de $ 71,4 millones anuales para el Estado, además del pago de impuestos y regalías.

A finales de 2016, la empresa canadiense firmó un acuerdo con el Estado ecuatoriano para explotar la mina.

El Banco Central del Ecuador (BCE) estimó que este año la economía será estimulada gracias a la inversión minera.

El ministro Córdova estimó que unos $ 1.000 millones podría recibir el país en 2018 como inversión minera privada.

Esto gracias a una inyección de capital para la mina del proyecto Mirador y las inversiones de Lundin, así como el inicio de operaciones de exploración en otros proyectos y el avance de otros que actualmente ya están en marcha.

200 millones en regalías

El ministro de Minería, Javier Córdova, señaló que la comunidad aledaña al proyecto Fruta del Norte ha recibido $ 45 millones como concepto de regalías anticipadas. $ 20 millones más los recibirá a finales de este año. Esto se ha invertido en obras como hospitales.

Córdova sostuvo que los gobiernos seccionales aledaños recibirán entre 150 a $ 200 millones en los 15 años solo en regalías (unos $ 12 millones al año). Por esta tazón, las autoridades deberán planificar en qué desean invertir ese monto.

A LA CARTA