miércoles, 20 septiembre 2017
01:01
h. Última Actualización

Los malls se anticipan a la competencia online

Experto analiza el cierre de los centros comerciales en el exterior, por la venta virtual. En Ecuador no ocurre, pero aplican estrategias para no ser presa fácil.

19 jun 2017 / 00:01

El futuro es de horas y no de años cuando se trata de tecnología. Tener en mente ello hace que los centros comerciales y un experto ecuatorianos analicen y tomen medidas referente a lo que ocurre en el exterior: los negocios virtuales ganan terreno y obligan a que los centros comerciales cierren. Esta coyuntura hace que se busquen nuevas estrategias para atraer a los clientes.

Los malls extranjeros que no pretenden perder la guerra contra las ventas online han desarrollado una oferta lúdico - comercial. Sin duda, la calidad de la experiencia que puedan hallar los visitantes será uno de los factores claves de éxito. Las personas que vengan al centro comercial buscarán vivencias de ocio, de vida familiar, de disfrute, donde el acto de compra sea solo uno más de los aspectos a tener en cuenta. Así lo indicó a Diario EXPRESO Sergio Torassa, catedrático de IDE Business School, quien analiza el tema en un artículo para la academia. Lo interesante es que la estrategia a la que se refiere Torassa también se practica en Ecuador, sin que ello implique que el problema internacional ya sea nacional.

Torassa explicó que los malls han de aprovechar las nuevas tecnologías, utilizándolas como un aliado estupendo para mejorar la comunicación con los clientes.

La apuesta ganadora pasa por ofrecer “experiencias” diferentes a la compra por Internet, en las que se fomente el ocio y la restauración. Algunos centros comerciales europeos parecen parques de atracciones, en los que es posible esquiar o lanzarse en paracaídas en un túnel de viento. El hipermercado ya no es el ancla, sino una tienda más dentro de una oferta gigante que incluye desde spas y centros de wellness (equilibrio saludable en la mente, físico y emocional) hasta despachos de abogados.

“En Ecuador no hay cierre de centros comerciales y las compras virtuales aún son pequeñas. Pero tampoco estamos aislados del mundo y sin tener el problema en territorio nacional, los malls planifican actividades de diversión para todo el año”, dijo Leticia García, gerente de Marketing del Mall del Sur. Es así que se ven shows de cantantes, chefs, semana de belleza, etc. El fin de semana pasado, por ejemplo el Mall del Sur ofreció una feria de tecnología, actividad planificada para que el tráfico suba un 15 %, adicional al 20 % que se incrementa por los descuentos por el Día del Padre, explicó García.

En este fin de semana en Riocentro los niños prepararon galletas, hubo shows de cantantes y sorteos de camisetas deportivas como parte de la celebración del Día del Padre.

En Ecuador los malls ofrecen diversión simplemente porque la estrategia multiplica los clientes y no por una pelea con los negocios virtuales. Las cifras así lo demuestran. García resaltó que el tráfico en el Mall del Sur se mantiene, es de más de 1’300.000 al mes. En el resto de centros comerciales más o menos tiene un tráfico parecido, lo que ratifica que el problema internacional no ha llegado al Ecuador, pero eso no significa que desde ya se trabaje en las estrategias que seducen al cliente a ir a un centro comercial. Al punto de que en Guayaquil los malls son parte de la diversión y paseo que se puede tener en un ambiente climatizado.

Aunque la situación en el exterior es diferente. En Estados Unidos se espera una reducción más que significativa de lo que durante cinco décadas fue uno de los iconos de la economía, los centros comerciales. Entre 1956 y 2005 se construyeron 1.500 malls. Hoy quedan unos 1.100 y se estima que en 10 años esta cifra no supere los 800. En el país norteño, en lo que va del año han cerrado más de 3.200 tiendas. Mientras tanto, los analistas de Credit Suisse esperan que este número supere las 8.600 antes del fin de 2017. A modo de comparación, 6.163 tiendas cerraron en 2008, que había sido el peor año para el sector hasta ese entonces.

A LA CARTA