martes, 25 abril 2017
01:27
h. Última Actualización

Los maiceros claman por una emergencia

El ‘gusano ejército’ está devorando las mazorcas en Los Ríos. Gobierno y empresarios buscan una solución urgente

14 mar 2017 / 00:02

El gusano ejército, o langosta, hizo ya un enorme daño en buena parte de los alrededores de 400.000 hectáreas de maíz amarillo que se cultivan en invierno.

“Nos hizo un carnavalazo”, señaló el presidente de la Corporación Nacional de Maiceros (Corpmaíz), Henry Peña, quien hasta ayer fumigaba su cultivo en Ventanas, (Los Ríos). Su pedido de emergencia se suma al que una semana antes hizo al ministro de Agricultura la Asociación Nacional de Productores Agroindustriales de Maíz Duro, presidida por Carlos Murillo.

También el año pasado un complejo de virus, hongos, bacterias e insectos afectó la producción y obligó a importar 150 mil toneladas métricas.

“Es hora de que se estructure el Comité de Emergencia Fitosanitaria del Cultivo de Maíz”, señaló Murillo. El Gobierno analiza medidas.

El gusano aparece más entre el día 45 y 50 del cultivo y se hospeda en las “pelusas”. “Una vez que se come el pelo de la mazorca esta ya no produce igual. Hay pérdidas totales y parciales”, anota Peña y habla de un subsidio de $ 2 por saco.

Producir una hectárea de maíz, con un kit completo de semilla, abonos, fungicidas, herbicidas, insecticidas y mano de obra cuesta entre 1.000 a 1.200 dólares.

“Usando el kit completo y haciendo las aplicaciones que indican los técnicos, los riesgos son mucho menores”, explica Serapio Arana, gerente de Ecuaquímica. Hay que prevenir estos problemas.

Peña dice que a estas alturas la anunciada fumigación con helicópteros no funciona.

TE RECOMENDAMOS
A LA CARTA