sábado, 16 diciembre 2017
15:10
h. Última Actualización

La pesca ecuatoriana pierde terreno en Latinoamérica, pero conquista Europa

Los lomos de atún y la harina de pescado dinamizan al sector.

19 may 2017 / 00:00

La dinámica que vive este año el sector pesquero está dada por los efectos que causan algunos acuerdos comerciales firmados por Ecuador o países competidores. Mientras en la Unión Europea (UE) las exportaciones lograron crecer un 36 % en este primer trimestre, en ciertos países de la región, como Perú, la oferta ecuatoriana pierde mercado debido a desventajas arancelarias.

No obstante, esto último no afecta en mayor medida al sector que de enero a marzo de este año se apunta buenos resultados en sus ventas.

Según las estadísticas de la Cámara Nacional de Pesquería (CNP), en el primer trimestre de este año el sector se anotó ventas por $ 370,6 millones, $ 53,17 millones más respecto a igual periodo de 2016. De eso, las ventas de lomo y conservas de atún y de harina de pescado originaron la mayor facturación.

De acuerdo con un informe de la Cámara de Pesquería, las ventas de harina de pescado alcanzaron los $ 45,2 millones, un 47,4 % más que igual periodo del año pasado. Mientras que la oferta de lomo y conservas logró $ 252 millones, un 29 % más que lo registrado en el 2016.

El incremento, según explican representantes del sector, se atribuye a la mayor demanda que se generó en mercados como Europa, a raíz del acuerdo comercial que Ecuador firmó con la Unión Europea y que entró en vigencia en enero de este año. Un instrumento de negociación que hoy permite que los filetes y los enlatados de atún locales dejen de pagar un arancel del 18 % y 24 %, respectivamente, para ingresar a ese mercado.

De enero a marzo de este año, Ecuador exportó a la Unión Europea $ 159,2 millones, de los cuales la mayoría provino de España ($ 75,2 millones), con un 29,3 % más que el año pasado. Los Países Bajos también incrementaron sus compras al pasar de $ 15 millones a $ 21,7 millones. Igual sucedió con Italia, cuya importación subió de $ 9 millones a $ 19 millones; o con Francia, que pasó de $ 7,3 millones a $ 12,6 millones.

Las ganancias de este año también se originaron en Latinoamérica, donde las ventas subieron un 15,5 %, al pasar de $ 58,2 millones a $ 67,2 millones. Esto pese a que, según explica Jimmy Anastacio, asesor técnico de la Cámara de Pesquería, Ecuador ha venido perdiendo presencia en ciertos mercados de la región. En Bolivia, Venezuela y Perú, las ventas bajaron el 32 %, 84,8 % y 47,8%, respectivamente.

Estos resultados responden a la contracción de la demanda, pero también al efecto que están causando ciertos acuerdos comerciales firmados entre sus clientes y países competidores. Anastacio comenta que ese es el caso de Perú que, tras un acuerdo comercial con Tailandia, prefiere comprar un atún en conserva mucho más barato al país asiático, dejando así a un lado al producto ecuatoriano.

En el 2013, Ecuador aparecía en Perú como el principal proveedor de este producto con una participación del 54 %. El año pasado esa presencia cayó al 26 %, versus el 67 % del mercado que ahora pertenece a Tailandia.

A LA CARTA