miércoles, 29 marzo 2017
00:27
h. Última Actualización

La carta de as está en el mercado exterior

Las firmas ecuatorianas deben exportar. El consumo interno bajará un 4 %. Fedexpor da el perfil del consumidor extranjero

07 ene 2017 / 00:02

La contracción del consumo de Ecuador afectaría de forma significativa a la caída de la producción en un 4 % en este año, y aunque esta baja se moderaría a partir de 2018, existe un gran riesgo de que continúe hasta el 2020. Por lo tanto las empresas deben buscar exportar. Así lo indicó la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

Para el gremio la carta de as es para vender al mercado exterior y para tener éxito se requiere conocer el perfil del consumidor extranjero, y es lo que dio a conocer en su boletín de diciembre 2016.

El primer punto relevante es que las variaciones del consumo en las regiones fluctúan en relación al nivel de ingreso per cápita en cada país. En ese sentido la Unión Europea y Estados Unidos se mantendrán por varios años como los mercados más grandes y de mayor poder adquisitivo.

Las tendencias de consumo del mercado europeo se caracterizarán por tener mayor “educación nutricional”. Con la entrada en vigencia del Acuerdo Comercial con la UE, Ecuador puede encontrar mayores oportunidades para subir sus ventas hacia ese mercado. Mientras tanto, en EE. UU. su consumo se caracteriza por ser abierto y más ansioso por la novedad.

Algo que trasciende generaciones y que ha tomado mucha fuerza (en mayor medida en los países desarrollados), es la investigación que realiza el consumidor antes de adquirir un producto; muchas veces no es suficiente la información que proporciona la empresa a través de su promoción y empaques, a los consumidores les interesa tener información adicional sobre el valor que aporta un producto y la novedad que este posee, sumado a la mejor oportunidad de precio.

Otro punto es la mayor preocupación por el estado de salud frente al crecimiento del índice de obesidad es uno de los detonantes de esta búsqueda de información, y que genera en la población la búsqueda por alimentos más saludables, con menor contenido de grasas y azúcar y mayor contenido de proteína; es dentro de esta tendencia que se vislumbra un crecimiento de la demanda por los alimentos orgánicos y los superalimentos, en los que se incluyen cereales, frutas y vegetales.

En relación al género, en lo que se relaciona a moda, recientemente ha tomado fuerza lo que se denomina ‘andrógina’ por la cual prácticamente se eliminan o se funden las diferencias entre artículos para hombres y para mujeres; esto se evidencia en mayor medida en accesorios personales como gafas, relojes, bolsos y prendas complementarias.

A LA CARTA