viernes, 24 noviembre 2017
01:06
h. Última Actualización

La caja fiscal vuelve a sonar

La recaudación de impuestos de los dos primeros meses del año mejora respecto a 2016. No obstante, febrero es el más flojo de los últimos 12 meses

18 mar 2017 / 00:02

El Fisco empezó el año con 2.316 millones de dólares obtenidos por impuestos y con eso, dispone de $ 232 millones más que entre enero y febrero del año pasado. Sin que esta cifra deje de reflejar lo recaudado realmente por el Servicio de Rentas Internas, es necesario descontar lo correspondiente a las contribuciones solidarias (incluyendo la subida del IVA del 12 al 14 %) para poder hacer una comparación justa con el año pasado, ya que en enero y febrero de 2016 no se recogían aún esos rubros que nacieron a propósito del terremoto de abril.

Al restarle esos 167 millones de dólares solidarios a la recaudación de enero y febrero, el crecimiento se modera. La economía ha realizado transacciones que han dejado en las arcas de Rentas 65 millones de dólares más que hace un año. Es un 3,1 % más.

Las autoridades ven en esta flecha verde un indicio de la aclamada -desde junio del año pasado- recuperación de la economía ecuatoriana. Pero Pablo Guevara, socio de la consultora tributaria Fidesburó, analiza la variación de forma prudente. “Para confirmar si hay una curva de crecimiento hay que esperar varios meses, este aumento podría deberse a una transacción muy grande que mueva las cifras”, reflexiona, sin dejar de reconocer que, descontados los 2 puntos de subida del IVA, la recaudación refleja que se han realizado más transacciones.

Con sus 868 millones de dólares de recaudación, febrero es el mes más flojo de los últimos doce. Es precisamente comparándolo con febrero del año pasado (806,4 millones de dólares) donde se ve un crecimiento, porque desde ese mes en adelante, la cifra siempre es inferior.

Y comparado con febreros anteriores, el de 2017 también refleja que la economía se ha contraído y con ello los ingresos por impuestos. En 2014, la recaudación de febrero era de 918,1 millones de dólares y en 2015, ya con el petróleo mermando las arcas y azotando a la economía, los impuestos seguían siendo superiores (992,09 millones de dólares) al febrero de 2017.

Lo que sí se ha recuperado es el rol de los impuestos directos e indirectos. Tradicionalmente, cuenta Guevara, los tributos indirectos (como el IVA o el ICE que admiten ser trasladados a otro) pesan más en la recaudación que los directos (lo que paga y soporta el contribuyente, como la Renta o el Impuesto a la Salida de Divisas).

Así era en 2015, cuando el 53 % de los ingresos por impuestos del Estado procedía de indirectos y el 47 % de directos. En 2016, la balanza se revirtió: los indirectos pesaban un 49 % y los directos, un 51 %. Ahora, con solo dos meses, ha vuelto la tendencia (55 % indirectos ante 45 % directos), que castiga a los hogares de menos ingresos, pues pagan IVA e ICE a la misma tasa que los de más poder adquisitivo.

A LA CARTA