domingo, 20 mayo 2018
01:05
h. Última Actualización

Augusto de la Torre: “Las proyecciones del Banco Central deben modernizarse”

El Banco Central del Ecuador (BCE) inició un proceso de actualización del año base que se considera para el cálculo de las cuentas nacionales.

Quito /
02 feb 2018 / 00:01

En semanas pasadas, en el Foro Económico Mundial 2018 que se realizó en Davos, se señaló que el Producto Interno Bruto (PIB) es un indicador obsoleto y poco fiable para medir el crecimiento de la economía de un país.

En el caso de Ecuador, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha debido corregir sus proyecciones abruptamente. Por ejemplo, en principio estimó que Ecuador crecería 0,2 % en 2018 y a inicios de año cambió la cifra a 2,2 %. Casa adentro, los datos del Banco Central del Ecuador también han sido cuestionados.

- ¿Por qué las cifras del FMI cambiaron rotundamente?

- Es difícil entender los supuestos que están detrás de la proyección del FMI. El organismo sacó sus proyecciones como parte del World Economic Outlook (Proyecciones Económicas Mundiales). Cuando hacen esas proyecciones las hacen relativamente rápidas. Entonces, hay algún momento posterior cuando hacen proyecciones más detalladas para Ecuador. No conozco por qué razón se incrementó la proyección.

- ¿Alguna pista?

- Puede ser que la proyección 2017 se va a ajustar para arriba. Entonces, tal vez se está detectando una persistencia del gasto público y del gasto de consumo asociado al endeudamiento. Pero no puedo indicar una razón específica.

- Más allá del FMI, ¿por qué las estimaciones de los organismos multilaterales suelen ser algo pesimistas con Ecuador?

- No te puedo decir. Las proyecciones se han vuelto un negocio lleno de incertidumbres. El mundo se ha vuelto más difícil de predecir. Si usted ve las proyecciones que tenía el FMI para América Latina de 2012 a 2016, eran más optimistas que lo que ocurrió. Lo que está pasando es que hay cambios estructurales en la realidad económica que no se pueden captar solo viendo los datos de años pasados.

- ¿Los organismos multilaterales realizan sus predicciones con un prejuicio ideológico?

- Yo pienso que no. En las proyecciones de actividad económica que hay disponibles para América Latina cada vez hay más entidades privadas sacando proyecciones independientes. Hay lo que se llama proyecciones de consenso, que están a disposición del público. Estas recaban las proyecciones de varios organismos, públicos y privados, y miran cuál es el consenso. En Ecuador también hay varios organismos. Todos usan métodos que están sujetos a incertidumbres.

- ¿Se deben considerar otros aspectos para calcular el crecimiento económico? En Davos incluso se habló del mercado negro.

Ahí tienes un tema que es fascinante. En muchas economías de América Latina hay muchísima informalidad, en la que a veces no se calculan bien sus cifras porque no están ligadas a procesos de recolección de impuestos o del sistema bancario, que son más transparentes. Por ejemplo, la actividad asociada al tráfico de drogas y el dinero ilícito están en la economía real. Están generando compras, ventas y transacciones, pero no están reportadas como otras actividades formales. Es muy posible que nos equivoquemos sobre la real actividad económica porque no estamos capturando bien los efectos que tienen las actividades ilícitas. En un país dolarizado como Ecuador tal vez haya más atractivo para lavar dinero.

- ¿Y en cuanto a las proyecciones del Banco Central?

- Yo creo que las proyecciones del Banco Central deben modernizarse por dos razones: Ecuador fue un pionero en el desarrollo de metodologías de cuentas nacionales a partir de los años 70. El Banco Central pagó becas para formar una generación muy buena de expertos en cuentas nacionales. Ahora hay muchas inconsistencias entre la balanza de pagos y las cifras de las cuentas nacionales, las cifras fiscales y las cifras de cuentas nacionales. Es necesario que haya un proceso de modernización de las cuentas nacionales.

- ¿En el proceso de cambio de año base se debe empezar esta mejora?

- Yo creo que sí. Creo que sería bueno que haya una misión de las Naciones Unidas que pase en el país un tiempo. Que haya un proceso de fortalecimiento de las cuentas. No solo la revisión del año base, sino los métodos que se usan para capturar las diferentes variables que se utilizan.

A LA CARTA