miércoles, 23 agosto 2017
01:02
h. Última Actualización

El invierno pone en riesgo los alimentos

La producción de maíz, arroz, cacao, en alerta por las lluvias. Los agricultores pierden su cosecha o no pueden sembrar.

19 may 2017 / 00:00

Las mazorcas aún con exceso de humedad y además con escasa productividad; los arroceros sin poder sembrar o sin poder cosechar; y el cacao perdiendo las flores o estresándose por el exceso de agua. El panorama es desalentador en el campo.

Ayer, luego de un recorrido por zonas rurales, el dirigente arrocero Julio Carchi alertó sobre “graves problemas”: en zonas de Daule, Santa Lucía, Salitre, Samborondón, Palestina no se harán dos cosechas al año como de costumbre.

Para que eso suceda, en abril debieron haber estado listos los semilleros, a estas alturas se ha perdido ya un ciclo en miles de hectáreas de la Costa. En Los Ríos, las veraneras también peligran. Mientras los tabacaleros buscan aún sitios aptos para empezar con sus semilleros.

El maíz también sigue en las matas sin poder ser cosechado, lo que lo mantiene con altos grados de humedad: 26, 35 o 36 grados, lo que implica castigos de hasta 3 dólares por quintal.

Esto es grave para la economía y para el gobierno de Lenín Moreno que empieza, porque es muy probable que la industria de alimento para aves y cerdos necesite, como el año pasado, sacar sus dólares para importar parte de la materia prima.

Solo entre arroz, maíz, cacao existen 1,3 millones de hectáreas cultivadas, es decir, el grueso de la superficie dedicada a la agricultura en el país.

En Guayas, Los Ríos y Manabí las cacaoteras tienen exceso de agua, lo cual mata las plantas de cacao de meses de sembradas y daña la producción de las que tenían mazorcas o estaban en floración.

Y no solo eso, “las vías están tan dañadas que las cosechas se están quedando en el campo”, señala a este Diario Rómulo Alcívar, presidente de la Junta de Riego Manuel de J. Calle (proyecto que beneficia a zonas extensas de Guayas y Cañar).

También se retrasará el ciclo de las hortalizas (tomate) y otros bienes de importancia en la dieta de los ecuatorianos, como el fréjol de palo (gandul en el caso de la Costa).

En los canteros de Milagro, Yaguachi, Naranjito, Mariscal Sucre (Guayas), los ingenios azucareros siguen evacuando el exceso de agua con grandes bombas, lo cual aumenta los costos y reduce la producción de las plantas, que están en plena floración.

El presidente de la Federación Nacional de Azucareros (Fenazúcar), Miguel Pérez Quintero, confirma a EXPRESO que la afectación en el sector cañicultor bordea el 3 y 4 % y que los daños serán en tonelaje y en sacarosa. Pero eso no afectará el abastecimiento en el mercado, “ya que existe un excedente de azúcar en el país”.

Eso ha hecho a esta fecha que la gente de esas zonas con problemas no tenga trabajo.

El maíz germina en la mazorca

Las mazorcas aún están en las matas de muchas zonas donde las lluvias siguen con fuerza. No solo se hace difícil la cosecha, sino que los caminos para sacarla son intransitables.

Ese exceso de humedad hace que los granos comiencen a germinar, reduciendo la cantidad de mazorcas aptas para el dresgranado. La cantidad de impurezas también afecta los precios.

A LA CARTA