lunes, 27 marzo 2017
21:12
h. Última Actualización

Ecuador, el hermano mayor de El Salvador

El país centroamericano avanza en sustituir café por cacao. Busca ayuda de productores nacionales. Hay acuerdo bilateral

16 mar 2017 / 00:02

Cuando Ecuador se mide a sí mismo con gigantes como Estados Unidos, con la Unión Europea e incluso con Colombia y con Perú, asume que, por mercado, territorio y población, parte con cierta desventaja. Con El Salvador, con el que tiene un acuerdo bilateral ya firmado desde hace un mes y que empezará a regir a mediados de año, puede ejercer de hermano mayor. Al menos, en el tema del cacao.

Al país centroamericano le interesa diversificar su oferta de producción y quiere avanzar en la sustitución de café de baja altura por cacao. Ecuador, ícono de la dulce pepa, podría ayudarle en el proceso y, de paso, se beneficia de reposicionarse en esa región. “El Salvador cubre con producción nacional solo el 20 % de la demanda de cacao. De Ecuador podemos importar más, pero también queremos capacitaciones para optimizar el rendimiento del cultivo”, comenta el embajador salvadoreño en el país, Walter Durán Martínez, en una entrevista con EXPRESO, con motivo del Foro de Negocios El Salvador-Ecuador que se celebra hoy en el hotel Sheraton de Guayaquil.

Según cuenta, el precio del café de baja altura se ha deteriorado tanto y sus cultivos están tan afectados por la roya, que un pequeño agricultor, ya no vende 17 quintales, sino dos y con ello obtiene unos 400-500 dólares. Por eso, el cacao que optimiza más el espacio cultivado y requiere menos habilidad en la cosecha, es un buen sustituto para el grano de café de baja altura. Incluso ahora que está en precios bajos, comenta Durán Martínez.

Ecuador y El Salvador pueden nutrirse mutuamente en cacao, pero también en otros rubros, ya que como dice el ministro consejero de El Salvador, Carlos Brizuela, las dos son economías complementarias.

A Ecuador le interesa abrir mercado en línea blanca, a donde ya exporta, junto con otros países de la región centroamericana en torno a 100 millones de dólares (2015). “El Salvador tiene unos 6 millones de habitantes y la tercera parte del PIB de Ecuador, pero es un lugar estratégico”, apunta Brizuela, detallando que está a tres horas en carretera -de ciudad a ciudad- de Guatemala, a cinco de Honduras y a siete de Nicaragua, lo que suma un mercado de tamaño similar a Colombia. Además, El Savador ya tiene tratados de libre comercio con Estados Unidos, México y otros bloques, lo que abriría puertas a los productos ecuatorianos, si incorporan en su proceso un porcentaje de manos salvadoreñas. Ya hay empresas interesadas.

A LA CARTA