sábado, 25 noviembre 2017
01:33
h. Última Actualización

Hasta Noel llegó a la frontera

Los ecuatorianos compraron los regalos navideños en Perú y Colombia. En Huaquillas y Tulcán las ventas se mantuvieron bajas. La canasta no ayudó.

24 dic 2016 / 00:00

En las calles de Aguas Verdes (en Perú) y de Ipiales (Colombia) hay tantos ecuatorianos comprando regalos por Navidad que da la sensación de que hasta el mítico Papá Noel cruzó la frontera para adquirir una gran variedad de productos, aprovechando que son tres veces más baratos que en Ecuador. Se estima que diariamente cerca de 3.000 personas cruzan a comprar a Perú.

La escena del lado ecuatoriano es otra. Hay muy poco movimiento comercial en Huaquillas. “En Navidades anteriores un pequeño local podía vender unos 1.000 dólares diarios. Ahora no se llega ni a 50 dólares por día”, dijo a Diario EXPRESO Vinicio Quezada, presidente de la Cámara de Comercio de Huaquillas.

Para Quezada, en Huaquillas las ventas se activaron un 30 %, mientras que del lado peruano, en Aguas Verdes, un 100 %. Explicó que la canasta fronteriza no fue la solución para el problema. Uno, por desconocimiento y otro, por falta de capital. “Además que del lado peruano hay trabas para vender a los comerciantes de Huaquillas, porque al hacer una exportación formal pierden los beneficios tributarios que les da el gobierno peruano”.

En la parte norteña del país, en Carchi, la caída de ventas igual se mantiene, resaltó Nelson Cano, presidente de la Cámara de Comercio de Tulcán. Pese a que un grupo de comerciantes, aprovechando la canasta fronteriza y comercial, oferta una variedad de productos a precios que compiten con los de Ipiales. “Pero no fue suficiente para reactivar la economía de la provincia de Carchi”, indicó Cano.

Quezada advirtió que no se puede pensar en soluciones sentados en una oficina de Quito, sino desde la realidad de cada provincia. Para él se debe pensar en los beneficios que tienen las poblaciones de la frontera de Perú y Colombia.

“En este caso es la diferencia de aranceles. Los comerciantes peruanos de la frontera tiene cero impuestos. En Ecuador necesitamos esas preferencias para ser competitivos”, agregó Quezada. Y enfatizó que “en el 2017 necesitamos una verdadera liberación de aranceles y políticas económicas que nos permitan ser competitivos”. Para ver si Papá Noel el próximo año también visita Huaquillas y Tulcán.

El detalle

Hasta Noel llegó a la frontera

El intento de frenar el contrabando

Tanto en la frontera norte con Colombia, como en la del sur con Perú, la Aduana trabaja arduamente tratando de frenar el contrabando. En la foto, el control en la provincia de Carchi.

Jaime Bastidas

Presidente / Comité Cívico de Carchi

“El reto del nuevo presidente”

1. ¿Qué deja el 2016 a Carchi?

En nuestra provincia hay tristeza, desesperación y angustia al mirar la crisis económica del sector comercial. Pero estamos unidos buscando la manera de sobrevivir en esta crisis. En el 2015 la provincia de Carchi fue declarada zona deprimida, una situación que sigue y se agrava con el contrabando.

2. ¿Qué logró el Comité?

La creación de la canasta comercial transfronteriza en octubre de 2015, que se extendió hasta finales de este año. Hicimos propuestas en cinco ejes claves: agropecuario, comercio, turismo e industria artesanal, conocimiento, económico-financiero y transporte.

3. ¿Funcionó el plan de la canasta?

El plan de la canasta fue una alternativa para reactivar a un sector de la economía y se debería luchar para que el plan continúe. Pero hay un logro que fue muy dilatado y muy reducido por falta de conocimiento del manejo de la canasta y por la falta de créditos. Aquí también hay un desafío para las autoridades locales, aduana y gremios.

4. ¿Cuál es la meta para el 2017?

Empezaremos el año con un foro con los candidatos a presidentes. El evento será el jueves 5 de enero, a las 15:00, en el teatro Lemarie de la ciudad de Tulcán. Hasta el momento han confirmado su presencia solo tres candidatos. El reto del nuevo presidente será reactivar económicamente a la provincia de Carchi.

A LA CARTA