miércoles, 23 agosto 2017
13:58
h. Última Actualización

Ecuador retrocede 10 años en informalidad

Más del 45 % de los trabajadores labora en negocios sin RUC. Desde 2007 no se sobrepasaba esa tasa. Afecta a la economía.

20 abr 2017 / 00:00

La informalidad se ha disparado en el último año. Tanto que ha retrocedido a niveles que Ecuador no presentaba desde hace 10 años. El último informe oficial sobre el mercado laboral dice que el 45,6 % de los ecuatorianos que tienen un trabajo laboran en un negocio informal. Esa línea del 45 % no se sobrepasaba desde el año 2007.

De hecho, en los trimestres precrisis, la tasa rondaba el 40 % e incluso bajó al 38,9 %, en junio de 2014, coincidiendo con el último precio récord del petróleo.

Un 45,6 % de informalidad equivale a 3,5 millones de ecuatorianos, ya que la población con empleo es, según el Instituto Nacional de Estadística, de 7,7 millones de personas. Y, de acuerdo con el análisis del exgerente del Banco Central de Ecuador, Marco López, significa que casi la mitad de los ciudadanos no tiene un puesto en el que se le garantizan las prestaciones de estar asegurado en el IESS ni del salario básico, como “sí ocurre con el empleo adecuado, que es el que dinamiza la economía”.

Las estadísticas oficiales, presentadas esta semana por las autoridades haciendo énfasis en la disminución del desempleo, también recogen el deterioro en la protección social de la población. El 57,7 % de los ecuatorianos no tiene ningún tipo de seguro (cuando hace un año esa cifra era 2,9 puntos menor) y el número de afiliados al IESS ha bajado del 32,8 % a un 29,1 %.

El INEC atribuye la informalidad a quienes laboran en negocios que no tienen Registro Único de Contribuyentes. Si esta cifra se ha elevado es porque ha habido un traslado de las personas en desempleo a la informalidad, según la reflexión de López. “El que estaba desocupado ha puesto un fogón, está vendiendo en la calle... En definitiva, está tratando de sobrevivir, porque tampoco se puede morir de hambre”, comenta el exgerente del BCE.

Por eso, sostiene, no hay que ser tan optimista con la reducción del desempleo que presenta el informe sobre el mercado laboral de marzo. “Solo si sube el empleo adecuado puede afirmarse que hay una creación real de plazas de trabajo; pero ese tipo de empleo ha bajado de un 40 % a un 38,5 % en el primer trimestre de este año”.

Los perjuicios de la economía sumergida

Recaudación

Los negocios informales, que no declaran ingresos, merman la capacidad recaudatoria del Estado.

Cesantía

Es otra de las prestaciones a las que no pueden acceder los empleados informales al salir del trabajo.

Jubilación

Al no cotizar a la Seguridad Social, los trabajadores informales no tienen la prestación pública de jubilación.

Competencia

Los negocios formales compiten en desigualdad con los informales que asumen menos costos.

Seguro de salud

Ni afiliación al IESS ni seguro médico privado corporativo. Deben contratar uno privado para la cobertura de salud.

Progreso

Sin un rol que respalde ingresos regulares, obstaculiza el acceso a crédito o hipoteca y entorpece el desarrollo.

A LA CARTA