jueves, 27 julio 2017
23:30
h. Última Actualización

Con veda y cuota global se conservará el atún

La comisión del atún refuerza su control sobre la pesca en el Océano Pacífico Oriental. Ecuador aprueba esta resolución

07 mar 2017 / 00:01

Los pescadores de atún que realizan sus faenas en el Pacífico oriental deberán ser más austeros con el uso de los recursos de esta parte del océano, y para ello deberán someterse a nuevas reglas. Ahora no solo deberán respetar los 62 días de veda al año, sino que en este 2017 estarán obligados a cumplir con una cuota global de pesca.

La Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) resolvió, en cita regional, que ese límite será de 97.711 toneladas anuales correspondientes a las especies aleta amarilla y patudo, capturados sobre plantados, uno de los métodos más eficientes y a los que generalmente recurre Ecuador y otros países para mejorar su nivel de producción.

Esta medida se toma luego de que estudios científicos reportaran un incremento en la capacidad de pesca en el Océano Pacífico Oriental (OPO). Esto, luego de que EE. UU. resolviera en los últimos años hacer prevalecer su derecho histórico de ser parte del grupo de países que pescan en esta parte del mar. Una decisión que ha hecho que, solo el año pasado, este país incrementara de 22.082 a 44.548 sus toneladas métricas capturadas.

Esta restricción, que busca conservar la especie, pudiera parecer un inconveniente para el país, pero a criterio de Guillermo Morán, presidente de la CIAT, es una alternativa menos dolorosa si se la compara con la idea inicial de incrementar el número de vedas, una medida que fue fuertemente debatida entre los 21 países miembros. “Si se incrementaban a 95 el número de días de veda esto sin duda iba a limitar la captura de otros recursos que no están en peligro, como el barrilete y eso para Ecuador iba a ser un problema porque significaría un 70 % de sus capturas”.

El año pasado, en el OPO se capturaron 636.557 toneladas de recursos. Ecuador continúa siendo el principal capturador con 277.736, un número que se puede llegar a duplicar si se toma en cuenta el producto extranjero que llega a puertos para ser procesado.

Con esta nueva medida, explica Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería, se torna probable que Ecuador pueda bajar su nivel de producción este año. No obstante, esto es algo que a los pescadores y exportadores poco preocupa. “Si esta cuota se cumple de forma temprana y si eso coincide con alguna veda podríamos tener un efecto pero que en la práctica sería leve”.

La CIAT estableció que cada embarcación deberá seguir cumpliendo con uno de los dos periodos de veda establecidos ya en otros años: la primera se cumplirá entre el 29 de julio y el 28 de septiembre del 2017; la segunda, del 18 de noviembre al 18 de enero del próximo año. Por otro lado, las embarcaciones también tendrán que cumplir la veda adicional de 30 días en el área denominado “corralito”, en la zona de las Islas Galápagos, del 29 de septiembre al 29 de octubre.

Morán explica que estas nuevas reglas regirán para este año; no obstante, afirma, que en julio los directivos de la CIAT deberán volver a reunirse para determinar su eficiencia y su posible aplicación para el próximo año.

A LA CARTA