domingo, 19 noviembre 2017
17:30
h. Última Actualización

La llegada de buques no tripulados, en la agenda

Hay tres modelos avanzados en el mundo. El alcalde habla de prepararse para el sistema. Se inicia congreso en Guayaquil.

14 nov 2017 / 00:01

No es una realidad lejana la llegada de buques no tripulados, teledirigidos o robotizados. Y ayer, durante la apertura del Congreso Internacional de Derecho Marítimo que culmina mañana, Guayaquil, la ciudad puerto, puso el tema en debate.

Lo mencionó el alcalde Jaime Nebot durante la inauguración del evento en donde también habló de la importancia de los puertos y del dragado del canal: “Los barcos no tripulados no están tan lejos de los aviones no tripulados, que ya existen, y de los vehículos, que también existen” y lo puso en contexto. “Hay que corregir darle uniformidad al derecho marítimo internacional”, apuntó ante funcionarios, marineros y autoridades.

Y es eso lo que busca el Instituto Iberoamericano de Derecho Marítimo, que lo preside un guayaquileño descendiente de navegantes, José Modesto Apolo, quien advierte la necesidad de modernizar la legislación de 1906, que habla aún de barcos de vela, de las mareas y de los vientos.

Es Jorge Radovich, de Argentina, experto en Derecho Marítimo, quien da detalles a Diario EXPRESO. No es ciencia ficción, señala, ya hay buques no tripulados incluyendo militares; por ejemplo, Israel tiene buques armados que ha generado protestas de Palestina.

Hay otros, por ejemplo, para mediciones de temperatura de los océanos y, a corto plazo, se van a usar para transportar carga. Hay ya tres modelos bien avanzados: uno de Rolls-Royce, otro de una empresa noruega y uno de China.

“Eso trae una serie de problemas, por eso debemos regular en las aguas latinoamericanas; lo que más me preocupa es el transporte de residuos nucleares”, expresa Radovich.

El capitán José Segovia, práctico de buques que entran por el canal de acceso de Guayaquil, cree que nada como el “ojo marinero” para la navegación. Eso no es otra cosa que la habilidad del capitán del barco para tomar decisiones en situaciones adversas. “Los no tripulados pueden estar bien para rutas tranquilas, no para zonas de condiciones adversas”.

El experto argentino resalta que no hay legislación para este tipo de barcos, por lo que recién se empieza a trabajar en ello. El Comité Marítimo Internacional creó un grupo de trabajo sobre este tema y se ha elevado un cuestionario a todas las asociaciones nacionales para que respondan con sus inquietudes.

Radovich no aconsejó aprobar el paso de barcos robotizados para ingresos por canales, como el de Guayaquil, debido a la posibilidad de incidentes.

Por esa ruta ingresan cada año más de 1.200 buques portacontenedores, graneleros y de turismo.

Los proyectos

La Comisión Europea aprobó el proyecto Maritime Unmanned Navigation through Intelligence in Networks, de un buque mercante robotizado.

Rolls-Royce

El equipo de desarrollo Blue Ocean de Rolls-Royce tiene en marcha un prototipo de realidad virtual en sus oficinas en Alesund, Noruega.

Ahorro de costos

Este sistema permitirá ahorro de costos. Estos buques-drones no tripulados serían más seguros, baratos y menos contaminantes del medio ambiente para el transporte marítimo, de $ 375.000 millones que moviliza el 90 % del comercio mundial.

La ley es un obstáculo

Las normas del Derecho Marítimo, prolijas y de carácter internacional, suponen una barrera. Es imposible la puesta en marcha de un prototipo que pueda ser comercializado ante la contundencia de los convenios de la Organización Marítima Internacional y otros.

A LA CARTA