sábado, 24 junio 2017
21:13
h. Última Actualización

Ángelo Caputi “La caída de la rentabilidad tiene un impacto en el crédito”

Sin duda la reducción de las utilidades de la banca privada es un factor negativo para su crecimiento, que se revierte en menos capital disponible para prestarle dinero a los clientes. Aún así, el negocio despunta bien para estos meses. Y un factor que juega a su favor es la firma del acuerdo con la Unión Europea (UE).

16 mar 2017 / 00:02

El Banco de Guayaquil, tercero o cuarto del ranking dependiendo con el indicador que se lo mida, salió a buscar más clientes. Y los halló. Las oportunidades se abrieron con la firma del acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).

- El panorama se presenta mejor en estos meses para el banco, han crecido en depósitos y cartera. ¿Qué hicieron?

- Estamos trabajando muy fuerte con el sector exportador y vemos un potencial importante en el camaronero y también en el bananero.

Las cifras demuestran el crecimiento de Guayaquil en el rubro “cartera, activos más contingentes”: 2.332 millones de dólares en enero y $ 2.409 millones en febrero (2017).

- ¿Estos no estaban como clientes del banco?

- Algo importante para ellos y para el Ecuador ha sido la firma del tratado con la Unión Europea. Eso despejó muchas inquietudes para el sector exportador; hoy están más cómodos, están expandiendo negocios y nosotros los estamos apoyando. El acuerdo les permite crecer.

- ¿Son créditos para mejorar sus actividades productivas o para cartas de crédito?

- Es financiamiento para mejorar sus actividades productivas. Más bodegas, más frío, más piscinas, más hectáreas sembradas y capital de trabajo; más plástico, más zunchos, más cartones, más fundas.

- Se han demorado en entrar en esos sectores...

- Siempre hemos estado, pero ha sido sectores que últimamente han crecido más que el resto de la economía; el sector camaronero en meses ha sido más grande que el bananero; ellos tienen claridad con el mercado asiático y el europeo. Siempre hemos estado en esos sectores, ahora estamos bajando más en la cadena.

- El Pichincha y Pacífico financian maíz, por ejemplo, tras alianzas estratégicas con Ecuaquímica...

- Tenemos acuerdos con algunas empresas y lo llamamos encadenamiento productivo y eso nos permite ir a los pequeños y medianos, tanto en palma africana, banano, maíz, fundamentalmente.

- ¿Cómo van las captaciones? La Superintendencia de Bancos reporta que las obligaciones del Guayaquil con el público estaban en enero en 2.918 millones de dólares...

- Nos ha ido bien. Han tenido un buen crecimiento. Se ve la confianza en el banco; el cliente valora el AAA neutral que tenemos, los canales de cobertura y servicios; solo el 10 % de las transacciones se hacen en una ventanilla, el resto, a través del celular, internet, cajero automático, banco del barrio, eso el cliente aprecia. Tenemos una oferta completa: calidad, trayectoria, los servicios y los canales.

- La morosidad de la cartera de consumo sigue algo elevada, aunque en promedio están por debajo de la media...

- Durante el 2015 y 2016 se sintió un incremento en esos rubros, al final de 2016 y en 2017 se ha estabilizado, creo que eso fue parte de la crisis económica y parte del efecto del terremoto.

- Los riesgos no están dentro de los bancos. Están afuera...

- La banca es un negocio de riesgo, de probabilidad que pague o no pague el cliente. El banco tiene una buena metodología para saber diferenciar y sobre todo, hay dos cosas importantes que son parte de la política del banco, uno ayudar al cliente que tenga capacidad de pago y nunca sobreendeudar al cliente.

- La caída de la rentabilidad tiene un impacto en la entrega del crédito...

- Tiene un impacto porque nuestro negocio es intensivo en capital. Todos los bancos deben ser solventes y una forma en que le va entrando a un incremento patrimonial, obviamente es la utilidad, el banco históricamente se ha venido capitalizando, somos un banco al que la ley le exige un 9 % y estamos llegando casi al doble de patrimonio técnico y eso significa que los accionistas han puesto en el banco el doble que pide la ley ecuatoriana.

A LA CARTA