domingo, 25 junio 2017
18:37
h. Última Actualización

Vender a Álvez, más que una alternativa

El Necaxa escogió a Maxi Barreiro y con ello se estancó el fichaje del ofensivo. Barcelona necesita traspasarlo por el bien de sus arcas

16 dic 2016 / 00:00

Uno de los objetivos de José Francisco Cevallos, presidente de Barcelona, es sanear la economía del club. Para ello es clave la venta de jugadores. En este rango, Jonatan Álvez se encuentra al frente como el ‘diamante’ del Ídolo, de ese que es posible sacar réditos económicos.

Sin embargo, la venta del artillero, que se daba como ‘oficial’, la noche de ayer se estancó pues el Necaxa, que estaba dispuesto a pagar más de dos millones de dólares por el uruguayo, escogió al argentino Maximiliano Barreiro, ofensivo que terminó como goleador del campeonato nacional con 26 tantos, seis más de los que anotó el atacante del representativo canario.

Pese a que Carlos Alfaro Moreno, vicepresidente torero, descartó en el programa deportivo Copa que los ‘Rayos’ mantengan el interés por Álvez, el empresario del jugador, Ángel Saucedo, dejó saber que la negociación seguía en pie. “Hubo un acuerdo entre clubes, una propuesta formal y puedo asegurar que la negociación sigue en pie. Álvez tendría un contrato de tres años. Faltan detalles y se tienen que definir en esta semana”, comentó el agente.

Pese a que el ‘draft’ mexicano cerró la noche del miércoles, los equipos tienen plazo hasta el año venidero para inscribir jugadores.

Xolos de Tijuana, que estaba en la puja con el Necaxa por el delantero, aparece como una opción para que Barcelona pueda realizar la transferencia del uruguayo y de esta forma concretar un fuerte ingreso de dinero que servirá para que los amarillos solventen su economía y así aminorar el déficit que arrastra el monarca del país.

A LA CARTA