sábado, 18 noviembre 2017
01:03
h. Última Actualización

Un amargo sorbo que obliga a reaccionar

La derrota de Barcelona ante Estudiantes de La Plata hipoteca la opción de ganar el grupo y tener un rival más accesible.

20 may 2017 / 00:00

Barcelona pudo afrontar la última fecha del Grupo 1 de la Copa Libertadores con la tranquilidad de ser el ganador del mismo, pero su sorpresiva caída frente a Estudiantes de La Plata alteró todo.

Desde este año el sistema de competición del torneo interclubes determina que los ganadores de las llaves se enfrenten con los segundos de cada grupo, emparejándolos mediante un sorteo similar al que se realiza en la Liga de Campeones de Europa. Otra ventaja radica en que los primeros de los grupos terminarán en condición de locales los encuentros desde octavos de final.

Si le ganaba al ‘Pincha’, el Ídolo podía darse el lujo de visitar a Atlético Nacional con un equipo suplente, manteniendo el sistema de rotación implantado por Guillermo Almada.

Barcelona y Botafogo llegarán a la última fecha igualados en puntos (10) y gol diferencia (+2), teniendo que definir la serie en Colombia y Argentina, respectivamente. Esto obligará al entrenador uruguayo a utilizar lo mejor de su plantel, incluido Damián Díaz, quien ya cumplió su sanción.

El calendario se complicará para los amarillos. Mañana visitarán a Universidad Católica, 25 de mayo al Atlético Nacional y el 28 a Liga de Quito. En ocho días afrontarán tres complicados desafíos, todos ellos con el once titular, porque a estas alturas no pueden descuidar ni el campeonato nacional ni la Copa Libertadores.

La riqueza del plantel ‘canario’ nuevamente será puesta a prueba, algo que se pudo evitar.

“A la defensa de Barcelona le faltó calidad. Estudiantes estaba desesperado y venía a ganar, el técnico Almada debía tomar precauciones y con los cambios terminó descomponiéndola. Había dos jugadores deficientes (Jefferson Mena y Roosevelt Oyola) y uno lanzado al ataque (Tito Valencia), que fueron superados, incluso por un viejo de 42 años (Juan Sabastián Verón)”, afirmó el técnico José María Andrade.

Guillermo Almada prefiere sacar el lado positivo, recordando que “en las derrotas es donde más se aprende”. Veremos si esta vez es así.

1. Ganar

Al Atlético Nacional, por una diferencia igual o mayor a la que Botafogo le podría aplicar a Estudiantes.

2. Empatar

En Colombia y esperar que los brasileños no pasen de la igualdad en cancha argentina.

3. Perder

La opción más complicada, porque tendrá que esperar que Botafogo también caiga. En todos los escenarios definiría el gol diferencia, que hoy está igualado (+2).

¿Banguera al Colo Colo?

La información surgió en Chile. En una publicación de El Gráfico se asegura que Máximo Banguera (foto) fue ofrecido al Colo Colo.

Con el préstamo de Paulo Garcés y la lesión de Justo Villar, el puesto de arquero en el ‘Cacique’ aparece como uno de los puntos a reforzar, pensando en el segundo semestre de 2017.

Vale puntualizar que el conjunto chileno no buscó al guardameta ecuatoriano, cuyo contrato con Barcelona termina en diciembre de este año, por lo que no se descarta que se trate de un movimiento empresarial para presionar a la dirigencia del Ídolo.

Hace unos días se habló de que Alexander Domínguez estaría en carpeta de Colo Colo. MGD

A LA CARTA